A la cárcel presunto responsable de atacar a machete a dos menores en Ciudad Bolívar

El hombre se encontraba en Ciudad Bolívar porque 20 días antes habría atacado también a machete a un compañero con el que trabajó en una finca de Salgar.

captura_menores_ciudad_bolivar
El hombre fue capturado cuando pretendía huir al Chocó. Foto: CORTESÍA.

Henry Antonio Durango Aguirre, presunto responsable de atacar con un machete a los menores de edad de Ciudad Bolívar, fue enviado a la cárcel por un juez del municipio de Guarne.

De acuerdo con información suministrada por la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de Guarne impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del recolector de café Henry Antonio Durango Aguirre, de 36 años de edad.

Los hechos ocurrieron el martes 8 de noviembre en horas de la mañana en la vereda La Arboleda del municipio de Ciudad Bolívar.

En este lugar, una mujer en estado de gestación estaba caminando en compañía de sus dos hijos cuando Durango Aguirre le solicitó un celular, pero ante la respuesta de no tener uno a la mano, el hombre procedió a atacar con machete a sus dos hijos.

Mientras que el hombre huía del lugar, los niños quedaron mal heridos, el niño tenía heridas en la columna vertebral y la cabeza, mientras que la niña sufrió amputación de uno de sus brazos.

Posterior a este hecho, más de 150 hombres de la Policía realizaron operativos en el Suroeste antioqueño para dar con el paradero de este sujeto, quien fue identificado por la comunidad cuando intentaba huir por un río en límites entre Antioquia y Chocó.

El hombre fue imputado por los cargos de tentativa de homicidio agravado y homicidio agravado, debido a que el niño falleció el 9 de noviembre en horas de la noche.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario