Aplicaron extinción de dominio a propiedades donde vendían droga en Jericó

Todas las propiedades a las que les aplicaron la extinción de dominio están avaluadas en 1.400 millones de pesos.

finca_extincion_dominio_jerico
La finca hotel fue intervenida por las autoridades. Foto: CORTESÍA.

Luego de tres semanas después de la operación Redención, donde se asestó un gran golpe contra el microtráfico en el municipio de Jericó, se realizó extinción de dominio a todas las propiedades donde se consumaba este delito.

Las autoridades de la Policía en coordinación con la Fiscalía se logró dar el proceso de extinción de dominio a cuatro casas, un lote y una casa finca que estaban siendo utilizadas por la banda e “Los Zarcos” para el tráfico de estupefacientes en este municipio del Suroeste antioqueño.

Entre las extinciones de dominio se destaca la finca hotel La Victoria, un establecimiento comercial avaluado en 360 millones de pesos, donde visitantes de este pueblo religioso se hospedaban y lograban conseguir drogas.

De igual manera, hay cuatro viviendas avaluadas en 570 millones de pesos que están ubicadas alrededor de los sitios más representativos del municipio, sectores en que los delincuentes aprovechaban para ofrecer sus estupefacientes.

Asimismo, se aplicó la extinción de dominio a un lote con casa de habitación ubicado en la vereda Castalia, avaluado en 470 millones pesos.

Es de recordar que la banda Los Zarcos fue desarticulada con la captura de 44 de sus integrantes, incluyendo a su cabecilla, quien colaboraba además con la estructura criminal del Clan del Golfo.

Lea también: Operaciones contra el microtráfico dejó 101 capturas en municipios con alto turismo.

Luego de más de 12 meses de investigación lograron identificar que esta banda obtenía ingresos de 190 millones mensuales, para una ganancia total anual de $2.280 millones, vendiendo 55 mil dosis en diferentes sustancias (perico, bazuco y marihuana).

Lea Video: Así operaban microtraficantes en Jericó

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario