Confusión en Medellín por la adjudicación de contrato con firma adulterada

El contrato por la construcción de la Unidad de Vida Articulada-UVA habría presentado irregularidades en su firma, que fue demandada por el responsable de la empresa y posteriormente rectificó su denuncia por una supuesta confusión.

uva_san_jaavier
Foto: CORTESÍA.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, adjudicó el contrato para la construcción de la UVA de San Javier a la empresa Consorcio Técnico UVA, que supuestamente entregó un documento con una firma adulterada, lo que ocasionó el inicio de un proceso judicial que aún no aclara si en efecto se trató de un fraude.

Según informes de medicina legal, la firma del ingeniero Luis Fernando Arcila Sánchez había sido adulterada, informe que el mismo ingeniero avaló en un documento notariado que envío al Área Metropolitana en el que manifestó que su firma y hoja de vida habían sido usados de manera malintencionada en el proceso de licitación del contrato por 14.630 millones de pesos.

No obstante, el pasado 3 de marzo Arcila Sánchez envió una nueva misiva en la que se rectificaba del documento anterior aludiendo a confusiones y olvido, en este nuevo documento, el ingeniero confirmó que la firma que se encontraba en el contrato sí era la suya.

Debido a las confusiones presentadas producto del hallazgo de grafología que habla de firmas adulteradas, el Área Metropolitana solicitó a la Fiscalía General de la Nación que investigue el caos para esclarecer la situación y dar inicio a la obra.

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario