El césped del Estadio Atanasio Girardot se encuentra en mantenimiento preventivo

El propósito es tener el escenario en las mejores condiciones para el segundo semestre.

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

Las labores preventivas que se realizan en el gramado del Atanasio Girardot, buscan mantener al escenario como uno de los más destacados en Colombia para la práctica del fútbol. A comienzos de julio, el Atanasio estará listo para que ruede el balón.

Estas labores de mantenimiento se intensificaron de manera especia al finalizar el semestre, por lo que por estos días el Atanasio Girardot recibe los “cariñitos” que le permitirán estar en las mejores condiciones para cuando se reanude el torneo.

El máximo escenario de los antioqueños cuenta con un tipo de grama Bermuda 419, que permite una rápida recuperación. Es uno de los mejores gramados para campos deportivos que existen en el mercado y de allí la responsabilidad y trabajo permanente que realiza el Inder en ella.

En la actualidad se realizan trabajos de:

–   Descompactación: descomprime el terreno de juego lo que ayuda a tener un mejor drenaje.

–   Aireación: oxigena la grama.

–   Corte: se renueva la totalidad de la grama para que crezca de cero (por eso el color amarillo inicial durante los trabajos).

–   Riego: hidratación del césped.

–   Renovación de arena: mejora las condiciones de crecimiento de la nueva grama.

–   Nivelación: permite tener un terreno de juego en óptimas condiciones – nivelado.

En los primeros partidos del segundo semestre los aficionados podrán ver una grama con tonos amarillos, proceso normal cuando se realiza este tipo de mantenimiento. Sin embargo, el terreno de juego estará en óptimas condiciones para el normal desarrollo de los partidos de fútbol.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario