Otras dos víctimas denunciaron públicamente al cirujano Carlos Ramos Corena

Ramos Corena, quien posee el título de médico, no tiene ninguna especialización en cirugía estética.

Rueda-de prensa-falso-cirujano1
Las víctimas, acompañadas de sus abogados.

Lina María Londoño y Yenny Marcela Velasco, hicieron públicas sus denuncias en contra del médico Carlos Ramos Corena, el cual les practicó a ambas varias cirugías que les ocasionaron graves complicaciones de salud y daños físicos irremediables. Estas dos denuncias se suman a más de una decena de acusaciones que hay en contra del cirujano.

Ramos Corena ha venido siendo investigado por múltiples denuncias en su contra, debido a intervenciones quirúrgicas fracasadas realizadas tanto en Colombia como en Puerto Rico. Entre éstas se conoce, por ejemplo, el caso de Tatiana Posada Jiménez, quien falleció en agosto del 2011 por un tromboembolismo muscular después de practicarse una cirugía estética en la clínica de Ramos. 

Según Juan Guillermo Rodas, médico especialista en cirugía plástica, a Tatiana “no se le realizó el procedimiento quirúrgico correctamente, no se le brindó la atención postoperatoria adecuada y, por si fuera poco, las prótesis implantadas contenían sustancias industriales que comúnmente no son utilizadas en la medicina”.

El abogado del médico, Mauricio Betancourt, afirmó ante tal hecho que Ramos estuvo presente en los procesos quirúrgicos, pero lo hizo como auxiliar, no como cirujano. El caso, que reposa en la Fiscalía, no ha tenido avances satisfactorios.

Por su parte, Bernardo Guerra, concejal de la ciudad de Medellín, denunció por primera vez a Ramos Corona hace ocho años, y no dudó en referirse a él como un “falso cirujano”. El funcionario aseguró que ha recibido por lo menos trece denuncias de personas que sufrieron lesiones después de ser operadas por el médico; tres de las afectadas perdieron la vida. Entre esas denuncias, precisamente, se encuentran las realizadas hoy en el Concejo de Medellín.

“Llevo un año sin una de mis prótesis. Me hicieron una mastectomía, no tengo glándulas mamarias y no tengo un seno”, mencionó Lina, una de las víctimas oriunda de la ciudad de Pereira. “Es algo doloroso, como mujer y como mamá; mi vida personal y mi vida íntima está destruida“, dijo Londoño, quien añadió que no ha recibido respuesta oportuna de parte de las autoridades competentes. 

Yenny Marcela Velasco, otra de las mujeres afectadas tras hacerse un procedimiento quirúrgico en QuiruStetic, la clínica a través de la cual operaba Ramos Corena y quien viajó desde Yopal para someterse al procedimiento, tuvo seis cirugías en menos de dos meses debido a las complicaciones postoperatorias que sufrió. 

Tan sólo unos pocos días después de la cirugía, empezó a ver como el tejido cutáneo de sus pechos comenzó a abrirse, y por tal motivo intentó comunicarse con el médico. “Carlos Ramos me envió una nota por Whatsapp en la que me dijo que las heridas eran normales. Me indicó que aplicarme gelatina sin sabor en la zona afectada bastaría para sanarla”, mencionó entre lágrimas Yenny Marcela, quien afirma que desde entonces no ha podido comunicarse con el supuesto cirujano.

Los apoderados de las víctimas, a su vez, están a la espera de que la Fiscalía tome cartas en el asunto. Por el momento, el próximo 21 de julio habrá una audiencia a la que está citado Carlos Ramos Corena y parte de su grupo de trabajo por el caso de Marcela.

El objetivo de los abogados y las víctimas es que el delito que se les impute no sea de carácter culposo, sino doloso, pues aseguran que una persona inhabilitada para practicar una cirugía y que aún así la realiza, poniendo en riesgo la vida de sus pacientes, incurre en una conducta criminal.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario