Problemática de las curadurías en Medellín, ¿Falta de profesionales idóneos o concursos muy rigurosos?

La problemática se agravó cuando varias construcciones evidenciaron fallas y deficiencias estructurales, especialmente con la tragedia del edificio Space, que cobró la vida de doce personas en octubre de 2013.

Curaduría_Cuarta_El_Palpitar
Curaduría urbana No. 4. Foto: EL PALPITAR.

Los últimos cuatro concursos de méritos para curadores han coincidido en un aspecto: todos han resultado desiertos. Una parte de la opinión pública piensa que la responsabilidad recae en los aspirantes, los cuales no son idóneos para ocupar dicho cargo; por otro lado, hay quienes piensan que la rigurosidad excesiva de los últimos concursos han ocasionado la problemática. 

El curador urbano tiene como principal labor estudiar, regular, tramitar y expedir las licencias de urbanismo y construcción, que soliciten las personas que deseen adelantar proyectos urbanísticos dentro de la jurisdicción que le ha encomendado a su curaduría la Administración Municipal.

Actualmente, entre los requisitos para aspirar a ser curador urbano está, por ejemplo, tener un título profesional de arquitecto o ingeniero, poseer un posgrado en áreas relacionadas con el urbanismo, planificación regional o urbana y adicionalmente tener diez años de experiencia ejerciendo labores relacionadas con el desarrollo urbanístico.

Con tales requisitos como filtro, el Departamento Administrativo de Planeación, la Alcaldía de Medellín y el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional han realizado ya cuatro concursos de méritos para curadores, todos estos dentro del marco normativo, jurídico y urbanístico del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial. Como hecho destacado, los cuatro concursos han resultado desiertos porque, según los entes reguladores, ninguno de los aspirantes fue idóneo.

Para Claudia Hincapié, abogada de la excuradora cuarta de Medellín Gloria Inés Tobón Gutiérrez, dicha problemática no es debido a que los aspirantes carezcan de capacidades para ejercer el cargo de curador.

Según la abogada, en la ciudad de Medellín hay personas con mucha trayectoria y conocimientos en el ámbito urbanístico. Para ella el hecho de que actualmente haya, por ejemplo, una solo persona atendiendo las curadurías segunda, tercera y cuarta, obedece a las “exigencias desmesuradas, rigorosas y exegéticas” de los procesos de selección. 

“Todo ha sido un retroceso en el tema de nombramiento de curadores y de la operación de las curadurías urbanas. La Administración Municipal ha puesto muchas trabas a los que aspiran ser curadores, lo que ha provocado que los últimos concursos de méritos hayan quedado desiertos”, expresó Hincapié.

Por su parte, el concejal de Medellín Jaime Cuartas, afirmó que la culpa no radica en los procesos de selección. “Está claro que falta rigor, control y mucha más exigencia en los procesos de elección y concursos para los curadores”, dijo Cuartas.

El concejal afirma que la preocupación que ha generado la problemática urbanística en el Concejo y la opinión pública se debe que “el cargo de curador ha generado mucha polémica por los errores del pasado.” Para que dichos errores no se repitan, Cuartas asegura que se deben fortalecer las medidas de selección en procesos y concursos de curadores.

¿Cuál debe ser la solución a la problemática?

Para el concejal Cuartas, la solución es, además de no reducir las exigencias para los aspirantes, brindar más “inducción, información y educación a la hora de realizar las convocatorias”.

“El problema no es la exigencia, entre más se exija mejor. Lo que se necesita es que se eduque y se forme a más personas que puedan asumir esos cargos tan importantes para la ciudad”, dejó claro el Concejal.

Por su parte, la abogada Claudia Hincapié aseguró que la solución, desde su punto de vista, radica en la Administración Municipal. “Medellín debe convocar a un nuevo concurso de curadores, que sea más dinámico y vaya más a la práctica, antes que a la memorización mecánica de la norma”, puntualizó.

Si bien no fue posible comunicarnos con Jorge Pérez, director del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín, en pasadas declaraciones el funcionario afirmó que “se ha hecho un gran esfuerzo convocando a los concursos, ofreciendo las garantías, las condiciones y las cualidades que consideramos ideales para lograr el objetivo de elegir el curador”.

Actualmente, en las cuatro curadurías con las que cuenta la ciudad se está trabajando con curadores provisionales. Sin embargo, según el director de Planeación, con las decisiones y procesos que se han adelantado para regular y controlar a este ente, están funcionando tal y como debe ser.

Curaduria_Primera1_El_Palpitar
Curaduría primera de Medellín.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario