Los niños de Las Golondrinas viven su ecoparque

Este ecoparque se traduce en espacios para el disfrute de los niños de Las Golondrinas, La Cruz, Llanaditas y toda la comunidad aledaña.

Sig Ant

Aquí se divierten todos.
Naturaleza, el regalo para la ciudad.
En el ecoparque Las Golondrinas hay espacios para todos.
El ecoparque tiene 7.000 metros cuadrados de espacios verdes.
Casa recuperada en el ecoparque Las Golondrinas.
Barrio Las Golondrinas.
Los niños son los principales cuidadores del territorio.
Gimnasio.

Sig Ant

Los niños corriendo por las zonas verdes, contemplando los árboles, jugando en el parque y realizando otras actividades son el común denominador en el ecoparque Golondrinas, con el que se benefician por lo menos 15.000 habitantes de la Comuna 8-Villa Hermosa.

Los pequeños son precisamente los más contentos con los 28.000 metros cuadrados de espacio público que se le entregó a la población. Pues muchos coinciden en que es un lugar “muy bonito”, que lo que más les gusta son los árboles y que se divierten mucho. Además, son conscientes de que tienen una gran responsabilidad: cuidar este lugar.

Ese también fue el mensaje del alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, mientras hizo la entrega oficial del ecoparque. “Este espacio es de ustedes, disfrútenlo y sobre todo cuídenlo”.

Del total de la extensión de este lugar, 3.800 metros cuadrados están construidos y por lo menos 7.000 lo componen nuevas zonas verdes. Además de naturaleza y aire puro, el ecoparque Golondrinas tiene una placa polideportiva, gimnasio, parque infantil, teatrino para actividades lúdicas y senderos ecológicos.

Cuidado y mantenimiento del ecoparque Golondrinas

Foto: EL PALPITAR.

Según lo informó Sergio Cuervo Montoya, subgerente de Ejecución de Proyectos de la EDU, se está adelantando un trabajo con la comunidad, que sumado al acompañamiento desde el parque Arví, garantizará la sostenibilidad de esta reserva ambiental, ya que es considerado una fábrica de agua y hábitat de diferentes especies de fauna y de flora.

Los jóvenes también son fundamentales en este proceso y son invitados especiales para cuidar y preservar cada uno de los espacios que componen el lugar. Así lo afirmó Davinson Mosquera, uno de los muchachos encargados de velar por el medio ambiente en el sector y quien sabe que deben sensibilizar a toda la comunidad.

“Una de las actividades es hacer sensibilizaciones de casa en casa, hacer chocolatadas con los jóvenes y fomentar la educación por el medio ambiente”, resaltó este líder juvenil.

Los líderes comunitarios también le apuestan a que los demás habitantes de la ciudad reconozcan a Llanaditas, Las Golondrinas y demás sectores de la parte alta de la Comuna 8. Además, es una oportunidad para que la población se divierta sanamente, tal y como lo destacó el presidente de la Junta de la Acción Comunal de Las Golondrinas, Yorge Roatán Salas. 

Recuperación arqueológica

Durante la construcción del ecoparque también se realizó un trabajo arqueológico muy importante con la recuperación de un sendero empedrado del siglo XIX, cercos españoles en piedra y una casa antigua en tapia.  

Elvia Inés Correa, arqueológa y directora de Implementación del Plan de Manejo Arqueológico del ecoparque Golondrinas, destacó que además del patrimonio que significa el manejo del agua, del suelo y de las laderas, está la casa que es de más o menos de 1916. “De las excavaciones arqueológicas lo que sacamos fueron algunos fragmentos de vasijas…parte de la historia del predio, fragmento de los juguetes de los niños, entre otros elementos.

El piso de la vivienda está diseñado con tabletas de ladrillo originales encontradas durante las excavaciones exploratorias.

 

 

 

 

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario