En esta tarde se realizará implosión del bloque de ingeniería de UPB

La implosión podría provocar mucho ruido y polvo, aunque la empresa encargada aseguró que causará las menores molestias posibles.

Entrada UPB. Foto: Cortesía.

Este domingo, desde las 6:00 de la tarde, se realizará la implosión del bloque 11 de ingenierías de la Universidad Pontificia Bolivariana, el cual se halla en el campus central de la institución.

Para hacer efectiva la implosión, los directivos de la Universidad cerraron el campus de Laureles desde las 2:00 de la tarde del pasado sábado, por lo que ya los explosivos y demás instrumentos de la detonación están dispuestos.

“El polvo que generará la implosión se contrarrestará con agua previa, durante y después. Frente al ruido, serán máximo tres segundos en el que los decibeles son bajos en comparación, por ejemplo, al de un taladro de pavimento”, advirtió la Universidad en un comunicado.

En el mismo, confirma que Atila, empresa que ya realizó las implosiones de la sede de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) y del malogrado edificio Space, será la encargada del evento.

“Atila ha asegurado que el impacto ambiental sea controlado (…) Los vidrios de las casas aledañas no sufrirán por tal vibración. Debido a la naturaleza de la implosión, no se afectarán el acueducto, alcantarillado, líneas de gas, eléctricas o redes de fibra óptica de la Universidad o del sector”, agregó la Universidad. 

Una vez se demuela el actual bloque 11, en su lugar se construirá un nuevo complejo, que además de servir para dictar las clases de ingenierías, también contará con siete pisos y zona de oficinas y servicios. Otro edificio más se utilizará para ceremonias.

Cabe recordar la implosión generará algunos cierres viales en zonas aledañas a la UPB, como la carrera 70, la avenida Bolivariana, la circular Primera y el sector de Unicentro, los cuales no dudarán mucho tiempo.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario