Dos empresas textiles serían las responsables de vertimientos al río Medellín

De encontrarse responsables del daño ambiental las empresas textiles, se iniciará un proceso sancionatorio por parte de Corantioquia.

rio_medellin2
Además de las posibles sanciones, se identificaron seis puntos críticos en el afluente. Foto: CORTESÍA.

Debido a la “crítica” cantidad de alarmas sobre vertimientos de sustancias extrañas en el río Medellín, el Área Metropolitana y Corantioquia se unieron para investigar estos hechos y buscar a los responsables de estos daños ambientales.

A través de un equipo multidisciplinario entre las dos autoridades ambientales, realizaron un operativo en la madrugada de este miércoles, primero de mayo, en el Sur del Valle del Aburrá, con el que lograron identificar a dos empresas de textiles como los presuntos responsables de los vertimientos.

Para lograr encontrar a las empresas involucradas, se apoyaron  en instrumentos de monitoreo in situ para  hacer muestreos,  además de un vehículo aéreo no tripulado tipo dron para registro fotográfico, una cámara infrarroja que permite leer los valores de temperatura a partir de la imagen y observación directa.

De llegar a confirmarse la responsabilidad de las dos empresas, Corantioquia adelantará los respectivos procedimientos sancionatorios; además, revisará con detalle el permiso de vertimientos que éstas tienen por parte de la Corporación. (Lea también: Se han presentado 50 denuncias por vertimientos en el río Medellín durante 2016).

Según informaciones de las entidades territoriales, se tienen identificados seis puntos críticos donde en el pasado se han registrado coloraciones que afectan la fuente: estación Envigado del Metro, puente de Madera cerca de la quebrada La Tablacita, puente de La Tablaza, puente Ancón Sur, bodegas Intergroup parte posterior, y el sector El Hoyo.

Mensaje-whatsapp

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario