En alerta las autoridades por la temporada seca que llega con el 2017

“El Peor año en el departamento”, así lo destacó el director del Dapard en Antioquia por la cantidad de incendios forestales que se reportaron durante la temporada seca del 2016.

Calor
Foto: ARCHIVO.

Antioquia tuvo uno de los años más adversos por cuenta de las condiciones climáticas que azotó al departamento durante este 2016 tanto por las sequías como el invierno. Sin embargo, el inicio de 2017 vendrá con exceso de calor.

Desde ya el Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres –Dapard, se prepara para recibir el 2017 que, al parecer, será un primer periodo pasado de calor y falta de lluvias.

Según el Ideam y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica –Noaa, la temporada seca irá desde enero hasta marzo de 2017, situación que pone en alerta a las autoridades por la probabilidad de incendios forestales y la disminución del recurso hídrico.

“Nosotros en Colombia tenemos dos temporadas secas y dos de lluvia, las primeras son en el primer semestre del año y las de lluvia son alrededor de abril y los meses de octubre y noviembre”, dijo Mauricio Parody, director del Dapard.

Ante esta situación, el funcionario manifestó que “envió una comunicación escrita a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres –Cmgrd-, instándolos a revisar, actualizar e implementar los planes de contingencia”.

Las principales causas que posiblemente se observarán en el primer periodo son los incendios en la cobertura vegetal, las heladas en el Oriente antioqueño y las erosiones que podrían traer deslizamientos.

“El Peor año en el departamento”

El 2016 pasará a la historia por la cantidad de tragedias y acontecimientos que dejaron más de 50 mil personas afectadas en 718 situaciones adversas que resaltan las inundaciones en Caucasia, la tragedia de la autopista Medellín – Bogotá y un rayó que mató a seis indígenas en Dabeiba.

“Durante el primer semestre tuvimos un incremento del 30% en incendios forestales, comparativamente con los años anteriores, este año tuvimos la temporada seca más fuerte en toda la historia del país”, puntualizó el director del Dapard.

Durante la segunda temporada que hubo de lluvias se reportaron 32 personas fallecidas, sin contar con la tragedia del Chapecoense en el municipio de La Unión, 1.170 viviendas afectadas, 5 destruidas y 66 en alto riesgo y 11.478 familias (50.554 personas) afectadas.

Las regiones más golpeadas por estos fenómenos fueron el Suroeste con 47, Urabá 24, Oriente 23, Occidente 17, Nordeste y  Valle de Aburrá con 16 cada una, Bajo Cauca 13, Norte 12 y Magdalena Medio 10.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario