Se extiende alerta naranja por contaminación en el Valle de Aburrá

El día de ayer se detectaron elevados niveles de contaminación; las autoridades piden ayuda de la ciudadanía.

contaminacion_ciudad_portada
Foto: Archivo nuestro.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá decidió este viernes extender la alerta naranja por los elevados niveles de contaminación atmosférica que se registran en toda la región, de acuerdo con el Sistema de Alertas Tempranas de Medellín.

En las últimas 24 horas, tres de las cinco estaciones que supervisa la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire arrojaron resultados preocupantes: en estas tres zonas, que impactan a una importante cantidad de habitantes, el aire fue clasificado como dañino para grupos sensibles.

Según la entidad metropolitana, esta dinámica responde a las fuertes lluvias que en los últimos días han caído sobre los 10 municipios que conforman el Valle de Aburrá, a saber, Medellín, Bello, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella, Caldas, Copacabana, Girardota y Barbosa.

En sí misma, dijo el Área Metropolitana, esta medida de alerta no representa ninguna restricción para los ciudadanos, pero sí se aconseja tomar ciertas precauciones, como el uso de tapabocas en ciertos puntos de elevada contaminación para la población sensible, como lo son los niños, los adultos mayores, las mujeres en estado de gestación o personas que padecen enfermedades respiratorias.

Como medidas de choque, la entidad aconsejó a la ciudadanía a tomar el transporte público, usar los carros particulares entre varias personas o incrementar el uso de la bicicleta, con el objetivo de subsanar el daño ambiental en la atmósfera.

Cabe resaltar que la alerta naranja, por lo menos, se mantendrá hasta este sábado a las 6:00 de la tarde, cuando se realizará una nueva evaluación que permita determinar los pasos a seguir.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario