Parques del Río, el “drama” cotidiano de transeúntes y conductores

Para algunos ciudadanos la movilidad se convirtió en una de las preocupaciones más grandes antes de salir de casa, pues el solo hecho de pensar que van a pasar más de 20 minutos en un taco es “dramáticamente desesperante”.         

Conductores_Parques_El_Palpitar
Los transeúntes y conductores coinciden en que si antes gastaban entre media y una hora para llegar al trabajo, ahora tardan entre hora y media y dos. Foto: EL PALPITAR.

Tal y como estaba previsto, con el inicio de obras de Parques del Río, la movilidad en Medellín se trastornó, tanto que la ciudadanía a través de críticas e inconformidades calificaron de ‘caótico e imposible’ el hecho de trasladarse de un lugar a otro por las vías de la ciudad. 

Teniendo en cuenta esa situación, la Administración Municipal, instó a los habitantes de Medellín a tener paciencia y tolerancia, ya que las obras serán demoradas, y aunque por ahora estén generando esas dificultades, Parques del Río es un proyecto que “marcará un hito en la ciudad, sobre todo en su proceso de trasformación urbana y de movilidad. Además, se empieza a garantizar el cumplimiento del Plan de Ordenamiento Territorial, POT”, dijo Aníbal Gaviria Correa, alcalde de Medellín.

Sin embargo, el exceso de estrés, generado por el pito de los carros, la intolerancia de algunas personas y la lentitud del tráfico en las vías, han ocasionado que Carlos Andrés Castaño, tenga que salir con dos horas de anticipación de su casa para llegar a tiempo al trabajo. “Medellín está imposible, no hay por donde andar, si vamos a ver en cada extremo de la ciudad hay un problema de movilidad por las obras, esas que justamente la actual administración dejó para la última hora”.

Agregó que “ya ni andar en moto se puede, es muy difícil lo que antes recorría para ir al trabajo en 30 minutos, ya lo hago es aproximadamente una hora y diez minutos. Y pues las rutas alternas no es que estén funcionando mucho, por ejemplo la Avenida Oriental siempre está imposible, allá por las obras del Tranvía de Ayacucho”.

“No hay por dónde”, “que desespero”, “eso que esto apenas está empezando y todo lo que va a demorar”, “tal parece que con esas obras la movilidad le quedó grande a Medellín” y “andar por las vías de Medellín es una locura”, son algunas de las expresiones de los conductores de vehículos particulares, públicos, motos y para quienes se desplazan en bus.

Por su parte, Mario Alberto Restrepo, taxista, dijo que “todas las obras que se hacen en la ciudad son así, generan ese tipo de congestión, pero con Parques del Río la situación ha sido mucho peor, los carros que atravesaban por las calles que cerraron eran multitudes, y pues ahora casi que no hay por donde pasar”.

Reiteró que “ojalá que toda esta locura termine pronto y que esas obras sirvan para algo y no para congestionar más la ciudad”.

Críticas Vs oportunidades

Mientras tanto, los habitantes del barrio Conquistadores insisten en que “por qué la necesidad en invertir tanta plata en un proyecto que lo que está generando son más que problemas. Después de un tiempo, todo eso se va a convertir en un locura”.

Por otra parte, la Administración Municipal promete convertir el río Medellín en el eje de transformación ambiental y de espacio público de la ciudad y de la región. Al respecto, Antonio Vargas del Valle, gerente de Parques del Río, expresó que “este es un proyecto estratégico ya que impulsará el desarrollo de la región”.

Finalmente, Jorge Pérez Jaramillo, director del Departamento Administrativo de Planeación, enfatizó que “la ciudad emprenderá un camino de largo plazo tremendamente ilusionante, por la calidad ambiental y el cambio de la cultura urbana que va a significar contar con los parques del río y con el río como sistema natural recuperado”.

Conductores1_Parques_El_Palpitar
Por estos días, la intolerancia por parte de los conductores es muy notoria en las vías de la ciudad. Foto: EL PALPITAR.

Acerca de Maira Alejandra Arbeláez Camaño

Deja un comentario