Una ciudad accesible para personas en situación de discapacidad, ¿es posible?

Rampas, ascensores, andenes, parqueaderos, puestos especiales, entre otros, son espacios que se han implementado para las personas en situación de discapacidad en Medellín.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

La topografía de Medellín es una de las más complejas del país, por ser tan montañosa y tener grandes pendientes y laderas que la hacen un tanto ardua de recorrer. Para las personas en situación de discapacidad, ¿es una ciudad accesible?

En la ciudad de Medellín se han implementado diversas rampas, ascensores, andenes más amplios, parqueaderos, puestos especiales en los buses y demás adecuaciones que han permitido una mayor oportunidad de recorrer la ciudad para todos.

Sin embargo, hay quienes alegan que la ciudad no ha tenido una buena planeación durante los últimos años y que, por el contrario, se ha convertido en un lugar “imposible de recorrer”.

Más como un ciudadano que utiliza una silla de ruedas que como un concejal, Álvaro Múnera respondió lo siguiente al ser cuestionado por El Palpitar ante este tema: “Para mí se ha avanzado mucho en la ciudad para que esta sea cada vez más incluyente, pero por la manera de ser de la ciudad, es bastante difícil que se haga esto al 100%, aunque lo que se ha hecho tiene varios errores que hacen que se perjudique más a las personas en situación de discapacidad”.

El concejal Múnera también dijo que muchas de las rampas que hay en centros comerciales, en estaciones del Metro y en otras partes de la ciudad, terminan con un escalón, “lo que genera una dificultad en quienes tenemos movilidad reducida”.

Por otra parte, los parqueaderos para personas en situación de discapacidad, aunque son exclusivos, no son respetados por la gente del común. “Hay mucha falta de cultura en ese aspecto, hace falta que la gente se conciencie de la importancia que es dejarnos este espacio”, afirmó el arquitecto Juan Carlos Pineda, quien también está en condición de discapacidad.

Por esto, se podría decir que a la ciudad le hacen falta más herramientas para que todas las personas se puedan movilizar de una manera óptima por las calles y en los lugares que ofrece Medellín.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Según lo expresado por el arquitecto Pineda, hay diversas adecuaciones que aún presentan inconvenientes. “Las rampas, por ejemplo, no las construyeron bien, pues hay una gran diferencia con respecto a la calzada y a personas en silla de ruedas nos causa problemas cruzarla”, dijo; además de añadir que a algunos andenes aún les faltan la respectiva adecuación.

En algunos casos, el transporte público tiene plataformas elevadoras, pero aún faltan muchas rutas que posean este beneficio para las personas en esta condición. Además, Pineda señaló que en el Metro, “las plataformas se dañan muchísimo y son bastante lentas, los ascensores no los pueden usar todos los que tienen una discapacidad, pues sólo se puede usar si se tiene la tarjeta Cívica”.

Respecto a lo anterior, voceros de la Unidad de Discapacidad de la Secretaría de Inclusión Social le expresaron a EL PALPITAR que “existen unas reglas para la construcción y elaboración de las rampas, las plataformas y demás. Esto está consignado bajo las Normas Técnicas de Accesibilidad en Colombia. Sin embargo, hay muchas empresas del sector público y del sector privado que no respetan esas dimensiones, por lo que hemos recurrido a hacer una sensibilización constante en las empresas para que se le permita a todas las personas, por igual, poder disfrutar la ciudad y los lugares que ésta ofrece”.

La accesibilidad es un tema relativamente nuevo en este territorio, por lo que se había mencionado anteriormente (rasgos topográficos) y según la Unidad, “se ha llegado poco a poco a ésta”, pues “todo es un proceso y por el momento se han visto muy buenos resultados”.

Por todo esto, se ha empezado a sensibilizar a la comunidad en general para que tenga conciencia de lo importante que es tener una sociedad incluyente en la que respeten los espacios de las personas en condición de discapacidad.

Esperamos que algún día no existan esas marcaciones o diferenciaciones entre las personas en esta situación y las que no, ese es el ideal, pero queremos hacer que la ciudad nos tenga en cuenta a todos”, se manifestó finalmente desde la Unidad de Discapacidad.

Así las cosas, aunque se ha tratado de que esta sea una ciudad mas accesible e incluyente, aún faltan acomodaciones para que todas las personas, sea cual sea la condición que tengan, puedan habitarla en armonía y comodidad.

Acerca de Johana Betancur Zapata

Johana Betancur Zapata
Comunicadora social y periodista de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Dios, mi familia y mi carrera profesional son lo más importante en mi vida. Cinéfila, melómana, con excelente retentiva, soñadora y muy risueña.

Deja un comentario