Reducir la accidentalidad en las vías, objetivos de Bello e Itagüí

Tanto Bello como Itagüí anunciaron nuevas medidas para reducir la mortalidad en las vías. 

Pedagogía_Vial_Itagüí
Así se hace pedagogía vial en Itagüí. Foto: Cortesía.

Bello e Itagüí son dos municipios con problemáticas en temática de seguridad vial bastante preocupantes. Inclusive, meses atrás se habían hecho serias denuncias en el caso bellanita, municipio que se caracteriza por la poca cultura en movilidad de sus habitantes (Amplíe: Seguridad y movilidad siguen siendo prioridad en Bello).

Por tal motivo, ambas localidades han anunciado nuevas medidas con el objetivo de reducir la accidentalidad y, de paso, los índices de mortalidad en estos casos.

En Bello, la alcaldesa Gloria Elena Montoya Castaño y el secretario (e) de Transportes y Tránsito, Andrés Zuluaga Suárez, posesionaron diez nuevos agentes de tránsito para Medellín.

“Con la llegada de estos agentes de tránsito, la Alcaldía de Bello busca reforzar los controles de la movilidad en la ciudad”, indicó el despacho de Montoya, que además anunció la puesta en marcha de estrategias de intervención en zonas donde se ha detectado hay mayor inseguridad en materia vial.

Los nuevos agentes tendrán la prioridad de sensibilizar a los conductores, motociclistas, ciclistas y peatones de la importancia de ser precavidos en la vía. Dicho programa será continuado por otros 20 agentes de tránsito, que se posesionarán a lo largo de este año, según advirtió la Alcaldía.

También se mejorará el parque automotor de la Secretaría de Transportes y Tránsito y se comprarán nuevos elementos e implementos de seguridad y herramientas de comunicación, con el fin de optimizar la labor de los agentes.

Por otra parte, en Itagüí se lanzó una campaña que pretende, además de concienciar a los conductores, educar a los más pequeños. Asimismo, se han implementado mayor cantidad de controles y operativos para reducir la accidentalidad.

Diariamente, se realizan cuatro controles en todo el municipio. De acuerdo con las cifras suministradas por la administración de dicho municipio, estos controles han mejorado los indicadores: para 2016, los accidentes de tránsito se redujeron en un 5.2% frente al año anterior, en tanto que en lo corrido de 2017 se ha evidenciado una disminución superior al 14%.

Y es que, en lo que va de este año, los agentes de tránsito de Itagüí han realizado casi diez mil comparendos por transitar por sitios y horas prohibidas, 757 por incumplimiento de las normas para conducir moto, 974 por no cumplir con los requerimientos en materia de técnico-mecánica o emisiones contaminantes y, por lo menos, 30 mil comparendos más.

Además, se han efectuado 50 sanciones a conductores en estado de embriaguez. “Vamos a incrementar los operativos de embriaguez, porque hoy en Itagüí tenemos al 100 por ciento de los agentes de tránsito certificados para la operación de los alcohosensores según la normatividad vigente de Medicina Legal (…) Seguiremos fortaleciendo los controles y las campañas educativas para garantizar la vida y la integridad de todos los actores viales”, señaló el subsecretario de Control de Tránsito, Sebastián Zuluaga.

Sean medidas de choque como operativos y controles, de prevención con campañas educativas o de facto como la posesión de nuevos agentes de tránsito, el objetivo de ambos municipios es claro: mejorar la conducta vial de todos los ciudadanos.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario