Un hombre decapitado y varios heridos, tras ataques este viernes en Francia

Aún se desconoce si el hombre detenido y otro presunto agresor, muerto en los ataques, pertenecen realmente al ala francesa del Estado Islámico.

Foto: Cortesía.
Foto: Cortesía.

Una persona resultó muerta por decapitación y varias sufrieron heridas, en un ataque con explosivos ocurrido este viernes 26 de junio en una planta de gases industriales, situada en la localidad francesa de Saint-Quentin-Fallavier; en el lugar de los ataques, fue encontrada una bandera con mensajes en árabe.

Los hechos se presentaron a las 9.50 horas locales, cuando se escuchó una fuerte explosión, seguida de un incendio, en la sociedad Air Products dedicada a los gases industriales. La explosión provocó varios heridos y un gran dispositivo de bomberos se desplazó a la zona.

Según la información del diario local ‘le Dauphine Libéré’, el hombre que ingresó en la empresa reivindicó pertenecer a Daesh, como se denomina al Estado Islámico en Francia, y llevaba banderas islamistas en la mano. El presunto autor del atentado, de unos 30 años, habría hecho explotar varias bombonas de gas; igualmente, se conoció que este sujeto ya estaba reseñado por la Policía.

El hombre que apareció decapitado no es un empleado de la empresa, según las informaciones del citado diario local. Su cabeza apareció a varios metros del cuerpo. Otro de los heridos tampoco pertenece a la empresa atacada. Se desconoce si se trata de otro autor del ataque terrorista.

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París abrió una investigación por “asesinato y tentativas de asesinato en banda organizada y en relación con un acto terrorista”. 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario