Procurador dice que no usar glifosato favorece al narcotráfico

Ordóñez solicitó que fuese convocado el Consejo Nacional de Estupefacientes para hacer un debate sobre este asunto.

alejandro-Ordoñez
Foto: ARCHIVO.

El procurador de Colombia, Alejandro Ordóñez, afirmó  que si el Gobierno toma la decisión de suspender las aspersiones del potente herbicida glifosato, utilizado para eliminar los cultivos ilícitos, se favorecerá al narcotráfico y a la guerrilla de las Farc.

En una carta remitida al Ministro de Justicia, Yesid Reyes, el procurador se mostró contrario a que, tal y como recomendó este martes 28 de abril, el Ministerio de Salud, se deje de usar este herbicida al considerar que hay evidencias científicas de que perjudica la salud o que puede tener efectos cancerígenos.

“Suspender las aspersiones de glifosato además de afectar la seguridad nacional, favorece al narcotráfico y a las Farc, que serán las que aprovechen dicha oportunidad”, sostuvo el funcionario, que aseguró que la medida sería “peor que la decisión de cesar bombardeos” contra campamentos de la guerrilla.

Además, cuestionó los fundamentos en los que se basa el ministerio para expedir su recomendación, que según explicó el martes el viceministro de Salud, Fernando Ruiz, se produce por “el hecho nuevo de la clasificación por la Organización Mundial de la Salud  – OMS” sobre sus potenciales peligros.

Para Ordóñez, se “carece de base científica” para tomar esta decisión que, a su juicio, es de “carácter político” y comprometería la seguridad de las Fuerzas Militares, encargadas de hacer la erradicación manual en aquellas zonas donde no se realizan aspersiones.

“Mandar policías a que sean asesinados o a que caigan en campos minados no puede fundamentarse en una decisión caprichosa de no asperjar. Convertir en esas zonas a los civiles que hacen la erradicación manual como blanco de oportunidad para francotiradores es absurdo”, declaró.

El procurador sostiene que si se adopta la recomendación del ministerio “sería el fin de la política contra los cultivos ilícitos en vastas regiones del país en donde la única forma, por razones de seguridad, es la aspersión”.

Según Ordoñez, entre las áreas fronterizas con Ecuador y Venezuela, la prohibición de asperjar sería “un estímulo para expandir los cultivos y producir más daño al medio ambiente”.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario