Declaran “calamidad pública” en Riosucio por la inundación de mina

 

La mina inundada está situada en la zona rural de El Playón, perteneciente a Riosucio, un municipio con una fuerte actividad minera al igual que otros pueblos de esa región de Colombia.

mina-Riosucio
Foto: CORTESÍA.

El Gobierno colombiano declaró este jueves 14 de mayo “calamidad pública” en el municipio de Riosucio, en el departamento de Caldas, donde socorristas tratan de rescatar a por lo menos 15 mineros que quedaron atrapados el pasado 13 de mayo en una mina de oro por una inundación.

La “calamidad pública” la declaró la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos de Desastres  – UNGRD, durante una visita que el director de este organismo, Carlos Iván Márquez, hizo a la zona de la tragedia donde decenas de socorristas tratan de bombear el agua que inundó la galería para retirar a los mineros.

“Tras la reunión llevada a cabo en horas de la mañana se estableció la declaratoria de calamidad pública, hecho que viabiliza acciones inmediatas de respuesta a la emergencia presentada en la mina de oro”, manifestó la entidad.

La cifra de mineros atrapados difiere según la fuente, pues mientras el dueño de la mina, Leonardo Mejía, aseguró que permanecen desaparecidas 15 personas, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo anoche que son 17 las personas que permanecen atrapadas.

En el momento del accidente unos 60 mineros estaban trabajando en el socavón, según Mejía, y la mayor parte de ellos logró ponerse a salvo.

Según algunos de los que lograron salir, la mina se inundó por un corte de electricidad que apagó las motobombas usadas para retirar agua de la excavación.

Sin embargo, la Central Hidroeléctrica de Caldas  – CHEC, operadora de la zona, dijo que la mina usaba electricidad sin autorización de la empresa de energía.

“Lo lamentable es que este transformador que estaba alimentando la mina afectada no pertenecía al sistema de la Chec y estaba instalado sin autorización de la empresa”, explicó el gestor de la Chec, John Jairo Granada a medios locales.

Las operaciones de rescate buscan extraer primero el agua de cuatro socavones con un total de doce motobombas.

“Hasta el momento se han evacuado 4,3 metros de agua aproximadamente. Asimismo, se trabaja en las adecuaciones de energía para garantizar las operaciones en la zona, entre otras condiciones de seguridad previamente determinadas”, añadió la Ungrd.

Instituciones como la Cruz Roja Colombiana, Defensa Civil, bomberos y Fuerzas Militares participan en las tareas de rescate en las que están involucradas unas 80 personas bajo la coordinación de la Agencia Nacional Minera.

Los familiares de las víctimas han recibido atención sicológica y social de la Cruz Roja.

Acerca de Catalina Florez López

Deja un comentario