No se realizaba desminado en la zona donde murió alias “Jairo Martínez”

En esa operación militar en Guapi murieron 27 guerrilleros.  

Fuerza-Militar-de-Colombia
Foto: ARCHIVO.

El viceministro de Defensa de Colombia, Jorge Enrique Bedoya, afirmó este miércoles,  que no se realizaban labores de desminado en la zona bombardeada por la Fuerza Aérea el pasado jueves, donde murió Pedro Nel Daza Martínez, alias “Jairo Martínez”, que fue miembro del equipo negociador de paz de las Farc.

“Hay unas condiciones bajo las cuales se autoriza el ingreso de integrantes de las Farc que vienen de La Habana a nuestro país y hay unas operaciones humanitarias para el tema del desminado que no son en la zona donde se dio el bombardeo la semana pasada”, sostuvo el viceministro en el Senado.

Bedoya acudió, en representación del Ministerio, a la Cámara alta a una sesión de control sobre los obstáculos al proceso de paz en la que se refirió a la muerte del negociador, que además era miembro del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  – FARC.

El presidente Juan Manuel Santos anunció la semana pasada el relevo al frente del Ministerio de Defensa, una cartera que deja Juan Carlos Pinzón, partidario de mano dura con las guerrillas, y que tomará Luis Carlos Villegas, hasta ahora embajador en Estados Unidos y exintegrante del equipo negociador del Gobierno en los diálogos de paz que adelanta desde hace 30 meses con las Farc.

En su intervención, precisó que el campamento guerrillero bombardeado no se encontraba dentro de la zona de desminado humanitario, una aclaración que llega después de que el equipo negociador del grupo armado dijera desde Cuba que “Jairo Martínez” estaba en el departamento del Cauca “en misión de pedagogía de paz”.

La acción motivó que un día después las Farc suspendieran el alto el fuego unilateral e indefinido que mantenían desde hacía cinco meses, lo que ha supuesto un golpe para el proceso de paz que las partes mantienen en La Habana desde noviembre de 2012.

“Jairo Martínez” se incorporó al equipo de paz de las FARC en Cuba en febrero de 2014, junto a los también guerrilleros “Fabián Ramírez” y “Fidel Rondón”. Permaneció en la isla unos ocho meses y posteriormente fue enviado de nuevo a Colombia en esa “misión de pedagogía de paz”.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario