Uribe afirma que el Gobierno “no puede” abrir proceso de paz con Eln

 

El suceso con el cabo Ávila, que ha conmocionado a la opinión pública colombiana, ha contado con el rechazo unánime de todos los sectores políticos y la rama judicial del país.

Alvaro_Uribe_El_Palpitar
Foto: ARCHIVO.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe afirmó que el Gobierno “no puede” seguir dialogando con el Eln para tratar de abrir un proceso de paz, después de que la Defensoría del Pueblo acusara a esa guerrilla de exhibir una pierna de un militar amputada por la explosión de una mina.

“Nosotros pensamos que el Gobierno de Colombia no puede dialogar con aquellos cuyo lenguaje es mutilar a los soldados de la Patria y exhibir las partes mutiladas de sus cuerpos”, dijo Uribe en la ciudad de Pereira, capital del departamento de Risaralda, en el centro del país.

Según denunció la Defensoría del Pueblo este jueves 7 de mayo, una pierna mutilada del cabo del Ejército Eduardo Alfonso Ávila Romero fue exhibida “como trofeo” por guerrilleros del Eln en un colegio cercano al parque infantil que los soldados estaban limpiando de minas en el municipio de Convención, departamento de Norte de Santander (noreste).

Para el expresidente y ahora senador Uribe, estos hechos no son relativos al conflicto armado, sino que “es un tema entre el respeto al país o el maltrato al país”.

Por este motivo se opuso a que se mantengan los diálogos exploratorios que el Gobierno y el Eln mantienen desde enero de 2014 para iniciar un proceso de paz análogo al que el Ejecutivo desarrolla con las Farc desde noviembre de 2012 en La Habana.

“Dialogar con quienes están matando, mutilando a los soldados, exhibiendo sus piernas, eso no es no es un tema de paz, es un tema de irrespeto al país”, afirmó Uribe.

Asimismo, cuestionó que los guerrilleros tengan auténtica voluntad de buscar la paz.

El expresidente declaró que para iniciar unas negociaciones con el Eln el Gobierno debe exigir el cese de sus actividades ilegales, propuesta que extendió, como ya ha hecho en anteriores ocasiones, a los diálogos con las Farc.

Por estos hechos, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó desde México intensificar sus operativos contra el grupo armado.

Mientras, el Eln dijo no tener “un comunicado oficial o parte de guerra” de sus frentes en Norte de Santander que se atribuyan la exhibición de la pierna, algo que sin embargo no negaron directamente.

Asimismo, advirtieron que someterán a juicio revolucionario a los guerrilleros que cometan actos de sevicia o humillación contra el enemigo.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario