Villegas, un empresario al frente de Ministerio Defensa colombiano

Luis-Carlos-Villegas
Luis Carlos Villegas. Ministro de Defensa de Colombia. Foto: CORTESÍA.

Villegas participó en las fracasadas negociaciones con las Farc durante el Gobierno de Andrés Pastrana e incluso acompañó a jefes guerrilleros en una gira europea para promover aquella iniciativa de paz.

Luis Carlos Villegas, un empresario con vocación de negociador percibido como agudo observador de la realidad colombiana, tendrá como próxima misión dirigir el Ministerio de Defensa y conducir a las Fuerzas Armadas hacia el posconflicto, si se firma la paz con la guerrilla de las Farc.

Villegas, abogado y economista con una dilatada carrera en los sectores público y privado, fue anunciado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, como el nuevo ministro de Defensa, cargo al que llega luego de ocupar por año y medio el de embajador en Washington.

En su nueva función, Villegas reemplazará a Juan Carlos Pinzón, el civil que más ha durado al frente de la cartera de Defensa, cargo que ha desempeñado por casi cuatro años, y quien será a su vez el sucesor del empresario en la embajada en Estados Unidos.

Luis Carlos Villegas, nacido en la ciudad de Pereira, en la zona cafetera del centro del país, asume la cartera de Defensa en un momento crucial para Colombia por las negociaciones de paz que desde noviembre de 2012 el Gobierno lleva a cabo en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – FARC.

En esa negociación, Villegas fue durante el primer año el representante del sector empresarial y mostró toda su vocación para el diálogo y habilidad diplomática hasta que en noviembre de 2013 Santos lo llamó para que se hiciera cargo de la embajada en Estados Unidos.

En ese momento en el proceso de paz de La Habana se comenzaba a discutir el punto referente a la erradicación de cultivos ilícitos, uno de los asuntos principales de la política antidrogas de Colombia, que tiene el apoyo de Washington.

Ahora, como ministro de Defensa, en reemplazo de Pinzón, considerado un “halcón” en la lucha contra los grupos guerrilleros y las bandas criminales, Villegas tendrá que preparar a las Fuerzas Armadas y de Policía para las nuevas funciones que tendrán en una Colombia en paz, si se llega a un acuerdo con las Farc en la capital cubana.

Además, afrontará el último trecho de la reforma de la Justicia Penal Militar, aprobado este miércoles 20 de mayo, en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes en séptimo debate y que, según el Gobierno, es “un nuevo paso para brindar mayor seguridad jurídica a los miembros de las Fuerzas Armadas”.

Capacidad no le falta pues este abogado de la Universidad Javeriana de Bogotá con máster en administración pública de la Universidad de París tiene experiencia en negociación y manejo político.

Entre los muchos cargos que ha desempeñado están los de consejero económico de la embajada de Colombia en París, subsecretario de Asuntos Económicos del Ministerio de Relaciones Exteriores y en 1985 fue nombrado gobernador del departamento de Risaralda, cuya capital es Pereira, función en la que permaneció hasta 1986.

Entre la segunda mitad de la década del 80 y la primera del 90 fue secretario general de la Federación Nacional de Cafeteros y viceministro de Relaciones Exteriores, pero su figura alcanzó proyección nacional a partir de 1996 cuando asumió la presidencia de la Asociación Nacional de Empresarios  – Andi.

En ese cargo, que ocupó por un periodo de 16 años, hasta 2012, cuando fue llamado por Santos para el equipo negociador de La Habana, hizo gala de una personalidad capaz de lidiar con asuntos espinosos de la economía y fortaleció políticamente la Andi, gremio de industriales que luego se amplió a los empresarios en general.

Una de sus hijas, Juliana, estuvo secuestrada por las Farc entre 2001 y 2002.

Su capacidad de gestión la mostró también entre los años 1999 y 2000 como presidente del Fondo para la Reconstrucción y el Desarrollo Social para el Eje Cafetero – Forec, entidad creada para hacer frente a los efectos del terremoto que devastó esa zona de Colombia y que dejó más de 1.100 muertos y 250.000 damnificados.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario