Ataque de las Farc a una torre de energía dejó sin luz a cinco municipios de Nariño

Con el ataque también quedó sin luz el Puerto de Tumaco, uno de los principales del país sobre el Pacífico.

Torre_energia_El_Palpitar
Foto: CORTESÍA.

La guerrilla de las Farc dinamitó este sábado 20 de junio en el suroeste de Colombia una torre de conducción de electricidad que dejó sin ese servicio al puerto de Tumaco, uno de los principales del país sobre el Pacífico, y a otros cuatro municipios del departamento de Nariño: Magui, Roberto Payán, Barbacoas y Ricaurte.

La Central Eléctrica de Nariño-Cedenar, que se encarga de la prestación del servicio, señaló que el atentado fue cometido en una zona rural de Altaquer, jurisdicción del municipio de Barbacoas, en el departamento de Nariño, frontera con Ecuador.

A comienzos de junio, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Farc volaron una torre de energía en el sitio conocido como Inda Zabaleta en Tumaco, que dejó sin electricidad a unas 250.000 personas de esa zona.

Según un comunicado de Cedenar, con la destrucción de la torre de este sábado, quedan sin electricidad alrededor de 260.000 habitantes de los municipios de Magui, Roberto Payán, Barbacoas, Ricaurte y Tumaco.

La empresa agregó en el documento que en las próximas horas suministrará electricidad a través de las plantas térmicas para el municipio de Tumaco.

Igualmente agregó que la empresa espera el aval de las Fuerzas Militares para empezar los trabajos de rehabilitación provisional del servicio.

Por su parte, el ministro de Minas y Energía, Tomás González, rechazó el atentado desde su cuenta de Twitter y afirmó que desde el Ministerio se encuentran ejecutando el plan de contingencia junto con el Ejército y Cedenar.

“Total rechazo a atentado contra línea de energía en Nariño que deja sin servicio a Tumaco. Como siempre terroristas atacan a los más pobres”, expresó González en la red social.

Entretanto, el comandante de la Fuerza de Tarea Pegaso, general Luis Fernando Rojas, dijo a periodistas que la acción de las Farc fue en venganza por las operaciones del Ejército en esta parte del país que han permitido la captura de más de 20 personas relacionadas con esa guerrilla.

El Gobierno colombiano y las Farc adelantan conversaciones de paz en La Habana desde noviembre de 2012.

Sin embargo, esa guerrilla mantiene una ofensiva desde el pasado 22 de mayo, cuando suspendió el alto el fuego unilateral e indefinido que mantuvieron durante cinco meses por la muerte de 27 guerrilleros en un bombardeo de la Fuerza Aérea.

El aumento de ataques ha puesto en alerta al Gobierno de Juan Manuel Santos, que se ha mostrado partidario de acelerar los diálogos de paz que mantienen con el grupo armado desde hace 31 meses.

La guerrilla también ha perpetrado ataques contra la infraestructura petrolera y de vías, especialmente en el sur del país, en los departamentos de Putumayo, Cauca y Nariño, con graves afectaciones al medio ambiente.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario