En video: Hija de Diego Mora fue liberada tras 48 horas de secuestro

Daniela fue trasladada en helicóptero a Cúcuta, para practicarle un examen médico que confirme su buen estado de salud.

El secuestro de la niña Daniela Mora, la hija de Diego Mora, el director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), concluyó este sábado 6 de junio con final feliz después de que sus captores, asfixiados tras 48 horas de una fuerte presión policial y gubernamental, liberaran a la menor en una carretera del noreste del país.

La pequeña, de once años, fue raptada al salir de una clase extraescolar el pasado jueves, cuando desconocidos interceptaron el vehículo en el que se desplazaba y se la llevaron, dejando al conductor abandonado a las afueras de Cúcuta, capital del departamento del Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

No lejos de allí, en una carretera que une las poblaciones de El Zulia y Cornejo, fue liberada por sus captores, de los que se sabe que son al menos “tres individuos” pertenecientes a la “delincuencia común”, según dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al anunciar el desenlace de esta historia.

“Todos estamos muy contentos”, aseguró Santos, quien indicó que la niña “estaba bien, que había estado un poco enferma, había tenido fiebre, pero que está en condiciones afortunadamente positivas”.

Daniela fue entregada a sus padres por el director de la Policía nacional, general Rodolfo Palomino, y posteriormente trasladada en helicóptero a Cúcuta para practicarle un examen médico que confirme su buen estado de salud.

Con EFE

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario