Las Farc obligaron a derramar 200 mil galones de crudo en el Putumayo

Junto al derrame de crudo, el Ejército informó en su sitio Web sobre los combates con integrantes del sexto frente de la guerrilla en el Cauca

Derrame
Foto: CORTESÍA

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -Farc- obligaron a transportistas a derramar unos 200 mil galones de crudo en una zona rural del departamento del Putumayo, confirmaron las autoridades este lunes 8 de junio.

Los hechos ocurrieron cuando un grupo de guerrilleros interceptaron 19 camiones cisterna y les obligaron a vaciar su contenido sobre la vía, situada en el corredor Puerto Vega-Teteyé, cercano al municipio de Puerto Asís, Putumayo.

Por el momento, unidades militares peinan la zona para asegurar que no haya minas antipersona sembradas en los alrededores y puedan acceder al lugar equipos de limpieza y descontaminación.

La acción se une a los ataques cometidos la semana pasada por este grupo armado contra tres torres eléctricas situadas en los departamentos de Valle del Cauca y Nariño, ambos en el suroeste, y Norte de Santander, en el noreste.

El ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, destacó que los ataques contra la infraestructura energética “envían un mensaje muy confuso” a la opinión pública. “Estas acciones terroristas contra la población civil, contra la infraestructura energética del país envían un mensaje muy confuso y contradictorio”, dijo en declaraciones recogidas por la emisora Blu Radio.

Asimismo, subrayó que el proceso de paz que el Gobierno y las Farc mantienen desde noviembre de 2012 en La Habana “debe tener el mayor respaldo” de la sociedad y que estas acciones “no ayudan” a conseguirlo.

Junto al derrame de crudo, el Ejército informó en su sitio Web sobre los combates con integrantes del sexto frente de la guerrilla en los alrededores de una base militar en el convulso municipio de Toribio, en el departamento del Cauca.

Con EFE.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario