Las Farc ejecutaron 372 acciones armadas en dos meses sin cese al fuego unilateral

En el segundo trimestre del año los costos por concepto de reparaciones, descontaminaciones y pérdida de crudo, fueron superiores a 100 mill millones de pesos.

Bus quemado por farc.
Foto: Archivo.

Fueron casi dos meses transcurridos desde que las Farc anunciaron el fin del cese unilateral al fuego, el pasado 22 de mayo, y durante este tiempo el grupo ilegal perpetró 372 acciones armadas, de acuerdo con un informe publicado este miércoles 22 de julio por la Fundación Paz & Reconciliación.

“En los dos meses en los que no hubo cese al fuego, el promedio fue de 186 acciones por mes”, la cifra, explicó la ONG, contrasta con lo que vivió el país los primeros cinco meses de este año, periodo en el que tuvo lugar el cese unilateral indefinido iniciado por las Farc en diciembre de 2014, cuando se produjeron 91 acciones armadas.

Según la Fundación Paz & Reconciliación, tras la suspensión de ese alto el fuego unilateral, el mayor número de ataques de la guerrilla fue contra la infraestructura económica del país con un total de 125. De estos, 83 estuvieron dirigidos a la infraestructura petrolera, que además causaron un grave daño al medioambiente; 29 fueron contra la energética y trece contra la red de carreteras.

Por departamentos, Putumayo fue el más afectado por las Farc durante el periodo analizado por la Fundación Paz & Reconciliación, con 80 acciones; seguido de Nariño (57), Cauca (49), Norte de Santander (47) y Antioquia (41).

Las Farc comenzaron este lunes 20 de julio su sexto cese unilateral del fuego desde el inicio de los diálogos de paz, en noviembre de 2012, como parte de una estrategia acordada con los negociadores del Gobierno para acelerar la consecución de acuerdos en los diálogos de La Habana.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario