Nuevos ataques de las Farc en Nariño y Cauca

Nuevamente un oleoducto y la vía Panamericana, fueron las estructuras atentadas.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Este jueves 16 de julio las Farc continuaron su arremetida contra el sistemas de oleoductos del país, con un atentado que se produjo contra el oleoducto Trasandino y, además, afectaron nuevamente un tramo de la vía Panamerica, en Cauca.

El primer caso se registró hacia las 6:40 de la mañana, en una zona conocida como San Juan, un resguardo indígena de Los Pastos, en la vía que de Pasto conduce a Ipiales. El atentado, aunque intimidatorio, no dejó mayores afectaciones, pues por el momento se encontraba suspendido el bombeo.

Con este nuevo atentado, ya son seis los ataques contras las estructuras de Ecopetrol en los últimos días, quienes precisamente este miércoles quince de julio habían denunciado ataques constantes contra sus oleoductos. (Lea también)

De otro lado y esta vez en un ataque contra la infraestructura vial, en el municipio de Piendamó, Cauca, se registró la voladura de un tramo de la vía Panamericana, en la que, sin embargo, ya avanzar los trabajos de recuperación vehicular para intentar habilitar un carril y de esa forma evacuar a cientos de carros que se encuentran en la vía.

El coronel Jorge Herrera, comandante de la Brigada 29 del Ejército, afirmó que “estos bandidos de la columna móvil Jacobo Arenas a las 2:00 de la mañana detonaron una carga explosiva sobre la vía a la altura de Piendamó, que afecta el libre movimiento del gremio de transportistas, de taxis municipales, de ambulancias, de buses de colegios y a la población civil”, enfatizó.

Efectivos que trabajan en la zona esperan que la vía sea nuevamente circulable durante el transcurso de esta mañana.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario