Más de 20 accidentes aéreos en las Fuerzas Militares se han presentado en cuatro años

Los últimos caso en Codazzi y Carepa, en los que murieron 27 uniformados, coparán gran parte de la atención durante este debate

Foto: Cortesía Policía Nacional
Foto: Cortesía Policía Nacional

En los últimos cuatro años se han presentado en Colombia al menos 26 accidentes aéreos de naves pertenecientes a las Fuerzas Militares, que han arrojado un saldo de 56 personas muertas y dos heridas; así lo dio a conocer la comisión segunda del Senado quienes adelantarán un debate de control político sobre los recientes accidentes en Codazzi y Urabá.

Óscar Mauricio Lizcano, senador promotor del debate, afirmó que lo que se pretende es “revisar qué está sucediendo en las Fuerzas Armadas frente a tantos accidentes, además de los 56 muertos y dos heridos que han sucedido en los cuatro años. Vamos a verificar esos problemas de lo que está sucediendo y quiénes son los responsables”.

Igualmente, aseguró que le van a poner especial cuidado a los dos últimos casos presentados, en los que murieron 27 militares: “ya en detalle, vamos a hacer un debate sobre los últimos dos accidentes en Codazzi y Carepa; vamos a dar unos análisis técnicos de cuáles pueden ser las verdaderas causas del accidente”.

Por su parte, la parlamentaria Nidia Marcela Osorio, afirmó que en Colombia “sólo se cuenta con cinco radares militares que cubren más de un millón de kilómetros cuadrados” y estos a veces se ven interferidos con la operación aérea que se desarrolla normalmente en el País.

Los parlamentarios citantes, esperan que los integrantes de las Fuerzas Militares invitados al debate, respondan en relación con este aumento desmedido en la accidentalidad.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario