Hallado galeón San José, valiosa reliquia colonial

El Congreso de la República, en la década de los 80, avaluó el galeón en 10 mil millones de dólares.

Galeón_San_José
Pintura del galeón San José, siniestrado cerca a Cartagena por la Royal Navy .Imagen: CORTESÍA CONTRALORÍA GENERAL DE LA NACIÓN.

Este viernes, fue encontrado en aguas del Mar Caribe colombiano el famoso galeón San José, una legendaria embarcación de la época colonial que fue hundida por la armada inglesa en cercanías de las Islas del Rosario hacia el año 1708.

Así lo anunció el presidente de la República, Juan Manuel Santos, a través de su cuenta de Twitter: “Gran noticia: ¡Encontramos el Galeon San José! Mañana daré los detalles en rueda de prensa desde Cartagena”.

Según expertos, el barco representa la propiedad más anhelada por cazatesoros, dado que es el hundimiento más rico de todo el hemisferio occidental.

De acuerdo con los archivos históricos de la Colonia y las Relaciones de mercancías, por Cartagena de Indias salían rumbo a España gran parte de los metales preciosos sustraídos de las minas de plata de Potosí y los impuestos que se cobraban en todo el Virreinato de Perú.

Por ende, el galeón ha generado múltiples disputas. Los tesoros del galeón, de bandera española, también han sido reclamados por la compañía norteamericana Sea Search Armada; la Corte Suprema de Justicia, hacia el año 2007, ordenó que lo que allí se encontrara sería repartido por mitades.

Sin embargo, el Gobierno colombiano alega que el galeón y sus tesoros hacen parte del patrimonio cultural nacional, mientras que los gobiernos de Estados Unidos y España aseveran que los tesoros que contenía la nave provenían de Portobello, en Panamá.

Pero Colombia afirma que, al haberse hundido el barco en sus aguas, tiene derecho territorial sobre él.

Cabe destacar que en disputas pasadas, España ha ganado pleitos a Estados Unidos por galeones sumergidos en el Atlántico que pertenecían al Imperio Español.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario