Ya son 30 los países de Europa que eximen de visa a los colombianos

Aunque la visa no será necesaria, cada país es autónomo en admitir a las personas que ingresan a su territorio.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Con la adhesión de Noruega a los países que no exigirán visa a los colombianos para el ingreso a sus territorios, ya son tres las naciones que eximen a los nacionales de este documento para sus viajes por el antiguo continente.

Así, Noruega entró al grupo conformado por: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia,   Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania, Suecia, Islandia, Liechtenstein y Suiza.

El pasado miércoles 2 de diciembre se firmó en Bruselas el Acuerdo de Exención del Visado Schengen, que permite el ingreso sin visa de ciudadanos colombianos a 26 países de Europa. A estos se suman Suiza, Liechtenstein, Islandia y Noruega, para un total de 30.

La eliminación de la visa es fruto de un largo proceso que comenzó en 2013, cuando España solicitó a la Comisión Europea (órgano de gobierno de la Unión Europea) la consideración de suprimir los visados para los ciudadanos colombianos y peruanos.

Sin embargo, pese a que la visa ya no es una condición, sí existen algunos requerimientos para que los colombianos puedan ingresar a los países antes mencionados.

Los ciudadanos que viajan al espacio Schengen, ya sean colombianos o nacionales de otro país a los que no se les exige visa, deben tener un pasaporte que tenga vigencia como mínimo tres meses después de la fecha prevista de regreso, un tiquete de ida y vuelta, una reserva de hotel o invitación de amigo o familiar, y demostrar recursos económicos para su sostenimiento durante la estadía. Además, la exención de visa Schengen será para estadías hasta de 90 días.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario