Diez personas fueron secuestradas por el Eln en Morales, Bolívar

Mientras esto pasaba, el presidente Santos pedís acercamientos con el Eln para iniciar diálogos de paz.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Ocho adultos y dos menores de edad, fueron plagiados este sábado por miembros de la guerrilla del Eln mientras se encontraban realizando sus cotidianas labores de pesca en la ciénaga de Simoa, ubicada en el municipio de Morales, Bolívar.

Hasta la zona ya se desplazaron efectivos del Ejército Nacional, quienes intentan dar con el paradero de los pescadores, quienes según el Coronel Guido Ochoa, comandante del Batallón Antiaéreo del Ejército Nacional, ya habían sido adversitos por el grupo guerrillero para que no realizaran sus labores en este sector.

“Son pescadores artesanales y estaban trabajando, los bandidos ya les habían dado indicaciones sobre no pesca en esa zona y parece que continuaron en esa labor y se los llevaron”, dijo el oficial a la cadena Blu Radio.

Mientras que este secuestro se realizaba, en San Vicente de Chucurí, Santander, el presidente Juan Manuel Santos declaraba a este municipio como libre de minas y aseguraba que ya se estaban realizando labores para buscar acercamientos con el Eln e intentar comenzar un proceso de diálogos como el que se está realizando con las Farc.

“Busquemos donde están los restos de Camilo Torres, para que en un gesto simbólico, podamos continuar en ese proceso de terminar esta guerra y podamos sentarnos con el Eln a iniciar ese proceso de paz como el que hemos venido avanzado con las Farc”, destacó el presidente Santos.

En San Vicente de Chuchirí, se comenzaron a sembrar las primeras minas antipersona en el país. Tanto las Farc como el Eln se encargaron de minar las zonas rurales de este municipio, en el que han muerto diez personas y resultaron heridas 23 durante los últimos 25 años.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario