Gobierno ya tiene listo el plan de seguridad para la visita de Francisco a Colombia

El Papa visitará en septiembre las ciudades de Villavicencio, Cartagena, Bogotá y Medellín.

El Papa llegará a Colombia el 6 de septiembre. En Medellín, se espera una multitudinaria asistencia al evento principal, en La Macarena. Foto: Archivo.

Este sábado, el vicepresidente Óscar Naranjo, delegado por Juan Manuel Santos para la seguridad en la visita del Papa Francisco a Colombia, anunció al país que ya están listos los preparativos para la visita del Obispo de Roma a nuestro país.

“El trabajo coordinado dio como resultado unos planes de seguridad y contingencia para garantizarle a los colombianos un ambiente de convivencia en las actividades programadas durante la visita del Papa”, señaló el despacho vicepresidencial.

La visita papal, programada del 6 al 10 de septiembre de este año, estará caracterizada, según la fuente oficial, “por un rasgo de austeridad y creación de condiciones para que la visita se surta de manera totalmente tranquila y en convivencia”.

Cabe resaltar que la estructuración del plan de seguridad requirió, según el mismo Naranjo, de labores previas en materia de inteligencia y la cooperación de 12 instituciones, que de manera conjunta velarán por la seguridad, no solo de los visitantes, sino también de los colombianos, quienes seguramente acudirán masivamente a los eventos programados para la fecha.

Colombia, un país en su mayoría católico, aguarda la visita de Francisco con ansias, luego de 31 años sin la visita de un Sumo Pontífice: Juan Pablo II viajó a Colombia en 1986, y desde entonces, ningún Papa ha visitado el país.

De allí la importancia de un correcto operativo de seguridad, el cual incluirá, según Naranjo, “un componente muy grande en tareas previas de inteligencia que nos permitan, en tiempo real, medir exactamente cómo se comporta el país en materia de seguridad de cara a ese acontecimiento”.

 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario