Se apagó la sonrisa de Magali González, niña colombiana con progeria

Magali González, conocida por su amistad con personalidades como James Rodríguez y Ariadna Gutiérrez, falleció a sus 16 años.

Foto: CORTESÍA.

Colombia conoció a Magali González cuando se realizó una campaña masiva para la celebración de sus 15 años. Ahora el país recibe la noticia de su fallecimiento, al parecer, a causa de una gripa. Además, sus familiares denunciaron un posible caso de negligencia.

Magali González, que tenía 16 años y padecía una enfermedad de envejecimiento prematuro, falleció este viernes en el hospital Candelaria del Valle, pues sus familiares contaron que habían solicitado traslado en ambulancia para Cali por una gripa que se venía complicado, pero la solicitud fue negada.

“No le pusieron un oxígeno a tiempo, por eso mi hija se murió. La niña le empezó a decir: ‘mami ayúdame, mami por favor”, relató Sofía Sierra, la madre de Magali, a medios de comunicación nacionales.

Cabe recordar que Magali González conmovió al país en medio de una campaña para celebrar sus 15 años, sueño que fue realizado. Además, logró que otras personalidades como la exreina Ariadna Gutiérrez y el jugador de fútbol James Rodríguez compartieran con ella.

El síndrome de Hutchinson-Gilford o progeria provoca un envejecimiento prematuro en los niños, cambia la condición de la piel y los deja sin cabello, una enfermedad huérfana que, según datos de MinSalud, tenían aproximadamente tres personas en el país, de las cuales dos ya fallecieron.

Un ángel que recibe el cielo🙏🏼Q.E.P.D princesa Magaly❤️

A post shared by Ariadna Gutierrez (@gutierrezary) on

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario