El ron, una bebida para maridar con gran variedad de comidas

El Palpitar consultó cómo maridar un ron, los inicios del maridaje de esta bebida, cómo es su elaboración y varios datos más que lo lectores podrán visualizar en las siguientes piezas gráficas.

Ron_El_Palpitar
El ron data del año 1650. Foto: CORTESÍA.

Medellín está en Modo Maridaje, pero muchos creerán que sólo se maridan las comidas con el vino. Pues no, el maridaje abarca diversas combinaciones gastronómicas y en ese universo de posibilidades aparece el ron, una bebida con la que podrá saborear mejor algunas propuestas.

Y es que el ron es una bebida que está de moda, no en vano la Fábrica de Licores de Antioquia le apostó a hacer la Cata de Rones Más Grande del Mundo, junto al restaurarte San Carbón, después de conocer que en el mercado colombiano de licores se evidencia un cambio en la tendencia del consumo que muestra un crecimiento del 23% en la categoría de rones a agosto de 2015, según un informe de la Asociación Colombiana de Industrias Licoreras Acil.

En el evento, que será mañana sábado 17 de octubre a las 7:00 p.m. en Plaza Mayor (Maridaje 2015), se quiere romper el Guinness World Records, convocando a 800 asistentes y así sobrepasar por mucho el récord que se realizó en Cartagena en el 2014 y contó con la participación de 313 personas.

Por las redes sociales de Ron Medellín se rifarán algunas entradas para quienes deseen estar presentes en este hito que se vivirá en Medellín en Maridaje 2015.

Maridaje-del-Ron
Gráfico: EL PALPITAR.

 

ron-maridaje
Gráfico: EL PALPITAR.
ROn-seco1
Gráfico: EL PALPITAR.
ROn-seco2
Gráfico: EL PALPITAR.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario