Calle y Poché, ritmo a sólo un clic en YouTube

Calle y Poché son dos youtubers colombianas que hoy se abren campo en el mundo digital con una propuesta innovadora.

Se consideran las dos mejores amigas que pueden existir en el mundo, tal vez ese será el toque especial que hace que en los videos de Calle y Poché, la complicidad y camaradería sea un toque que nunca falta. Estas dos niñas colombianas llegaron hace poco más de seis meses a YouTube con su proyecto que incluye baile, maquillaje y mensajes sociales, conquistando ya, a más de 60 mil personas que se han suscrito a su canal.

En entrevista con EL PALPITAR detallaron que esta idea, que hoy hace parte de su proyecto de vida, nació con un grupo de nueve personas con las nunca lograron ponerse de acuerdo, pero ellas, Daniela Calle y María José Garzón, persistieron hasta crear Calle y Poché.  

“El último impulso para abrir el canal fue de un amigo nuestro, que se llama Sebastián Villalobos, él nos dijo: ‘niñas, ustedes deberían en verdad abrir un canal, tienen muchas cosas por mostrar y aportar que en verdad ningún otro YouTuber ha aportado al medio”, contó Calle.

Y ese toque diferenciador en el que insistía Villalobos, el YouTuber colombiano con mayor número de suscriptores, es que Calle y Poché aman el baile, exactamente el baile de hip hop, además les gusta compartir lo que saben con otros jóvenes. “Las niñas se han identificado mucho con eso porque es algo que no encuentran tan fácilmente en internet y menos en Latinoamérica”, aseguró Poché.

Su principal público son niñas entre los 11 y los 17 años, a quienes les enseñan cómo utilizar correctamente el maquillaje y coreografías de baile que, aunque son muy profesionales, suelen hacerse sencillas entre risa y risa de Calle y Poché e invitados como el mismo Villalobos y Juana Martínez. Además, se preocupan por dejar un mensaje social, no en vano hace poco hablaron sobre marcas de cosméticos que no prueban sus productos en animales.

Sig Ant

Calle-y-Poché1
Fotos: CORTESÍA CALLE Y POCHÉ.

Calle-y-Poché2

Calle-Y-Poché3

Calle-y-Poché

Sig Ant

Con ese tipo de contenido, y colaboraciones, han logrado ratificar que internet no tiene fronteras, pues desde Bogotá, Colombia, han conquistado corazones de Argentina y México, los otros dos países desde donde más las ven, después de este.

El acelerado crecimiento de Calle y Poché las hace posicionarse como dos influenciadoras con gran proyección en el país, hecho que en vez de dejarlas en su zona de confort, las reta a seguir creciendo, por eso lanzaron Both, un blog en el que complementan sus contenidos.

Poché reveló que esta idea surgió por el “estilo fashionista de Calle”, sin embargo, Daniela se encargó de ratificar que el canal cuenta con los portafolios de maquillaje y fotografía de ambas, además de considerarlo “una extensión del canal”.

¿Y qué sigue? Retos son los que tienen este par de jovencitas y no precisamente esos donde se atreven a ponerse comida de perro en el cabello o probar comidas raras, como el video que tienen con Sebastián Villalobos, pues Calle y Poché proyectan un crecimiento aún más amplio para lograr abrir su canal en inglés y lanzar su propia marca de ropa y maquillaje.

Tiro al blanco

¿Campo o playa?

Poché: Playa

Calle: Playa

¿Dulce o salado?

P. Dulce

C. Salado

¿Ajiaco o hamburguesa?

P. Hamburguesa

C. Ajiaco

¿Shakira o Juanes?

P. Shakira

C. Shakira

Un ídolo…

P. Emma Watson

C. Taylor Swift

Sebastián Villalobos…

P. Hermoso

C. Inspirador, amigo incondicional

Ciudad favorita…

P. Los Ángeles

C. Los Ángeles

Helado favorito…

P. Choco Roché

C. Arequipe o chocolate

Comida favorita…

P. Italiana

C. Italiana

Pasatiempo favorito…

P. Tomar fotos 

C. Cantar o maquillar

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario