Estos fueron los colombianos que hicieron realidad el juego de Quidditch

El comercial, que ya se ha vuelto viral, fue grabado en Flandes, Tolima.

Foto: Cortesía.
Foto: Cortesía.

¿Qué fan de Harry Potter no disfrutaría jugando al Quidditch? Pues bien, unos creativos colombianos llevaron el mítico juego a la realidad, todo para un comercial de ETB que pocos días luego de ser lanzado se convirtió en la sensación de la red y circuló por miles de usuarios en Estados Unidos.

Un grupo de paracaidistas, un avión de la II guerra mundial, escobas muy resistentes y, por supuesto, un grupo de creativos, hicieron posible lo que muchos habían imaginado hacer pero no habían tenido la osadía que sí tuvieron los de Plan 9 Media.

“Fue particular porque esta vez no teníamos un guión, ni siquiera una idea, sólo un requerimiento: ‘hagan un video increíble para ETB’. Cuando tienes tanta libertad también es difícil, queríamos generar un ruido al rededor de eso y así empezamos a soltar ideas muy disparatadas”, dijo Jonathan Spector, director del comercial, a EL PALPITAR.

Cuando surgió la idea de realizar el comercial recreando el juego de Quidditch, a los creativos les sorprendió que nadie hubiera hecho antes una idea que cualquier fanático de Harry Potter hubiera querido hacer. Presentaron la idea, esta fue aceptada y ahora el siguiente reto era tenerlo listo en 10 días.

“Una cosa es pensarlo y otra cosa es, en efecto, tirarse en caída libre desde un avión a 10.000 pies de altura, con cuatro o cinco segundos antes de que se abran los paracaídas para hacer las tomas que se necesitan”, contó Spector, al tiempo que habló de las personas que participaron en la creación del producto.

Para las tomas en el aire, contrataron nada más y nada menos que a Norman Kent, un director de fotografía aérea mexicano radicado en Los Ángeles y quien, además, se dedica a hacer la fotografía de las películas de acción. Los actores que hicieron las veces de “brujos” jugando al Quidditch fueron miembros de Skydive Colombia, profesionales de paracaidismo en el país.

El comercial se grabó en Flandes, donde el equipo de Skydive Colombia tiene su base aérea. Una vez traído el avión de la II guerra mundial, el otro avión desde donde se iban a grabar las tomas, la gasolina de ambas aeronaves, las escobas voladoras que no se rompieran con la caída y los balones de un material específico para que no salieran volando por cualquier parte, el grupo de filmación estuvo listo para grabar el comercial.

En total se necesitaron entre seis y ocho saltos para lograr capturar las tomas necesarias. Cada salto, mientras se preparaban los camarógrafos, el director, el director de fotografía, los paracaidistas y todo el equipo necesario, tomaba alrededor de una hora, por lo que el proceso de grabación, para lograr el mágico resultado, fue bastante largo.

Luego de publicado el video, millones de usuarios empezaron a compartirlo y a hacerlo viral, convirtiendo al comercial en el único producto viral comercial creado en Colombia.

“Vemos que esto se empieza a esparcir como agua, en diferentes medios empiezan a publicarlo y se logra el efecto viral, pero lo más importante es que se menciona la marca como tal, entonces nos parece muy acertado lo que pasó. Hicimos una cosa tremenda que vale la pena contar, pero también la marca quedó implícita en el ejercicio”, declaró Spector.

Así, un grupo de creativos colombianos lograron crear un fenómeno en redes, recreando la magia de Harry Potter y llegando a países de todo el mundo. Por ahora, el comercial recibe premios, viaja por diferentes ciudades y es compartido cada vez por más internautas que, según contó el director, después de verlo sólo tienen para decir: “tengo que hacer eso antes de morirme”.

Acerca de Andrea Rojas

Andrea Rojas
Lectora, cinéfila y cafeinómana compulsiva. Creo en el periodismo y el rap bien hechos. Conocí el amor cuando fui a la tribuna Norte y cuando empecé a escribir.

Deja un comentario