La Matriarca, comida típica con un verdadero toque de autenticidad

Tres secciones dividen el espacio de La Matriarca, un nuevo restaurante en Medellín con un concepto tradicional y original.

Sig Ant

La-Matriarca (9)
En este plato, además de papas criollas, costillas en cilindro, chorizo, arepa, morcilla y aderezo, está el famoso tocino de cajón. Fotos: CORTESÍA.

La-Matriarca (8)

La-Matriarca (10)

La-Matriarca (6)

La-Matriarca (12)
Parte del equipo de La Matriarca.

La-Matriarca (11)
Así se ve La Matriarca del Mar.

La-Matriarca (5)

La-Matriarca (4)

La-Matriarca (7)

La-Matriarca (3)

Sig Ant

Seguro que usted conoce el sabor del tocino, cuando menos sabe qué es, pero ¿sabe qué es un tocino de cajón? Pues bien, es un tocino cocinado en una caja de madera por unas cinco horas y tapado con brasas, un proceso que hace que quede deshidratado y blando, pero a su vez muy crocante.

¿Y a qué viene el tema del tocino de cajón? Pues esa preparación podría resumir la intención de La Matriarca, una nueva propuesta gastronómica en el sur de Medellín, que quiere poner sobre la mesa el sabor ancestral y tradicional, con un toque de autenticidad que lo haga regresar.

“Este es el un sueño de cuatro amigos que pensamos en reunir a la familia, en evocar esas preparaciones, ese sabor, la tradición, la sazón de la mamá, de personas inspiradoras. Nosotros lo llamamos cocina identidad, que es esa comida típica antioqueña, pero nosotros le damos un toque con preparaciones muy diferenciadoras”, expresó Gabriel Melendez Arango, gerente del restaurante.

Este restaurante, ubicado en la calle 8 del barrio Astorga (El Poblado), abrió hace poco sus puertas con una propuesta innovadora, pues dentro de un mismo espacio, se podrá encontrar tres secciones: La Matriarca del Mar, La Matriarca Cocina Identidad y La Matriarca Café Honesto.

En su decoración, usted podrá sentir que está entrando a una casa antigua en la que predomina la madera, los verdes de la naturaleza y una combinación de algunos objetos rústicos con tonos pasteles…

Algo realmente particular, pero con una intención, pues La Matriarca, más allá de un lugar en donde comer, se quiere convertir en una galería de arte en la que, por ejemplo, usted podrá hacer un trueque de un elemento antiguo.

Las puertas ya están abiertas todos los días de la semana para disfrutar de una experiencia diferente, en un espacio que tiene capacidad para atender a 250 personas en simultáneo y en el que los precios promedian entre los 15.000 a los 65.000 pesos. Cuenta en Facebook.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario