17 mil millones de pesos para cable en San Sebastián de Palmitas, Medellín

Este corregimiento de Medellín es el más alejado del casco urbano de la capital antioqueña.

teleferico_sansebastian_palmitas_elpalpitar1
Actual cable del corregimiento. Foto: ARCHIVO.

Con cinco mil millones de pesos del Presupuesto Participativo y 12 mil 500 que saldrán de las arcas de la Administración Municipal, el cable complementario para San Sebastián de Palmitas tiene asegurados los recursos para su ejecución. 

Así las cosas, este nuevo cable aéreo para el transporte de la comunidad irá desde la cabecera del corregimiento hasta La Aldea, el segundo centro poblado de Palmitas, como también se le conoce a este sector rural de Medellín.

Según Aníbal Gaviria, alcalde de Medellín, “para muchos, la inversión en Palmitas puede ser desproporcionada, pero para el Municipio representa más equidad y un regalo al respeto por la vida”. 

Y es que, a pesar de que su población no supera los nueve mil habitantes, es destacable que en dicho corregimiento, en los últimos cuatro años, solo se haya registrado un homicidio, el cual al parecer se dio por motivos pasionales, de acuerdo con lo que indicó Gaviria.

Actualmente, el corregimiento cuenta con un cable que conecta a La Aldea con otros sectores rurales, como lo son Las Teresitas y El Morrón. El propósito del nuevo cable es que se complemente con el existente y favorezca la conexión corregimental.

A estas obras se sumarán otras que se han venido ejecutando tanto en el corregimiento como en sectores aledaños a éste. Los 4.1 kilómetros hacia el Túnel de Occidente y la Autopista Mar 1 facilitarán que Palmitas esté cada vez más cerca de la cabecera metropolitana.

“Las próximas administraciones deberán planear muy bien a futuro cómo será el desarrollo de esa zona, sin romper el equilibrio con la ruralidad y el campesinado del sector”, aseguró el alcalde Gaviria.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario