No al Plebisantos

Votar No este dos de octubre en el plebisantos, le devuelve a la ciudadanía la oportunidad de tener una paz verdadera, con justicia y sin hacerle apología al terrorismo. Votar No, no es tenerle miedo a la “paz”, es exigir respeto.

Plebisantos_Opinión_El_Palpitar
Foto: CORTESÍA.

No es temor a la paz como quiere propalar el Gobierno, el asunto es el CÓMO llegamos a una firma disque de un acuerdo, en el que la impunidad es la señora de la fiesta; las cosas iniciaron mal, y teniendo la oportunidad de enderezarlas, no se hicieron los correctivos y terminaron mal, como era de esperarse.

El NO al plebisantos es la oportunidad para que la SOCIEDAD colombiana participe activamente y con apego a la ley, se arregle tanta injusticia que pretende ser agregada al articulado de nuestra Constitución Nacional y con el agravante de que nos quieren hipnotizar, para que nunca se puedan reformar, porque los abogados de los narcoterroristas Farc y Juan Manuel Santos así determinaron dejarlo consignado, ¡eso sencillamente es INACEPTABLE!

Todas esas jugadas dejan muy claro que los que tienen miedo son los terroristas y Santos, pues saben del profundo rechazo que al pueblo les produce su accionar delictivo, mentiroso y embustero.

¡Colombia no le tiene miedo a la paz, lo que EXIJE ES RESPETO! Colombia en coro exige JUSTICIA y por lo mismo no es posible tanta IMPUNIDAD.

De todos los que participaron en la “firma del acuerdo” en Cartagena de Indias, no hay un solo aparte de los amiguis de Santos que considere a los terroristas dignos de ocupar escaños en el Senado, con el beneficio de considerar que sus aberraciones perversas se agreguen como conexos al delito de rebelión.

En el tren que maniobran Timochenko y Santos, van montados los que han desangrado y ejercido los cargos públicos en su beneficio, desde el General de las insignias en oro de 24 kilates, el contratista que le importa un pito como economiza con materiales de segunda, el político ladrón, hasta el cuerpo de asesores de unos y otros, que saben que la fiesta del billete y la corrupción apenas comienza, como si fuera poca la que se han robado, desviado y empleado ilícitamente; esos degenerados son los cerebros que asesoran al Presidente Santos en su propósito de crear la sucursal castro-chavista en nuestro suelo.

¡No vamos a quedarnos callados! la sociedad es víctima de las Farc y a diario se revictimiza por el Estado, ya sea en cabeza del Ejecutivo, del Legislativo o el Judicial. En estas condiciones no es errático afirmar que el Estado NO cumple con su función constitucional.

Mañana cuando el bochinche y el éxtasis de quienes celebran haya pasado, empezaremos a despertar para ver qué las cosas siguen igual y empeorando.

El NO al plebisantos es una de las últimas oportunidades para que la violencia sea derrotada y no queden heridas, que en el futuro cercano nos van a sumir en una escalada de retaliaciones de dimensiones insospechadas.

Como ciudadano en ejercicio de mis derechos y obligaciones, apelo al sentido común, a la buena fe, a lo moralmente correcto, a nuestro deber con la Patria, y al deseo de dejar para nuestros hijos y nietos, una tierra que les brinde garantías a sus derechos, democracia y libertad para ejercer lícitamente una actividad para subsistir.

Acerca de Augusto Betancourt Llanos

Augusto Betancourt Llanos

Deja un comentario