Directora ONU Mujeres ve necesaria más presencia femenina en diálogos de paz

María Paulina Rivero estaba en un inicio acompañada en la delegación gubernamental por otra mujer, Nigeria Rentería, quien dejó el equipo posteriormente.

Naciones_Unidas_El_Palpitar
Foto: ARCHIVO.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, considera que tanto el Gobierno colombiano como las Farc, que negocian un acuerdo de paz desde hace más de dos años en Cuba, “podrían hacer más” para que haya una mayor presencia femenina en los diálogos.

Mlambo-Nguka afirmó que en esas negociaciones de paz es importante garantizar que las mujeres que han sido víctimas del conflicto armado colombiano “queden protegidas legalmente”.

En las negociaciones se discute desde hace meses el punto referido a las personas que han sido víctimas del conflicto armado que azota Colombia desde hace más de medio siglo.

Actualmente, solo una mujer, María Paulina Riveros, forma parte de los equipos negociadores, por el lado del Gobierno, algo que también debería cambiarse en opinión de la directora de ONU Mujeres, quien esta semana hizo un recorrido por varias localidades de Colombia para conocer mejor la realidad del país.

En referencia a la protección que deben tener las mujeres que han sido víctimas, Mlambo señaló que eso “no se debe dejar a un punto específico de la discusión” en las negociaciones de paz porque las mujeres “deberían saber que va a ser posible su protección “.

En referencia al futuro del proceso, señalo que espera que se hagan “más propuestas para las mujeres” que esperan sean aceptadas por las partes que negocian en Cuba.

Preguntada por aquellas que han sido víctimas del conflicto al haber sufrido abusos o por el asesinato de sus seres queridos, explicó que en el denominado proceso de postconflicto que se iniciará en caso de que las dos partes lleguen a un acuerdo, serán necesario “servicios psicosociales” para su reparación.

“Necesitarán servicios de ayuda psicológica y social que se mantengan activos generosamente para que las mujeres que han sido víctimas del conflicto puedan reconstruir sus vidas”, añadió

Precisamente, la representante especial del secretario general de la ONU sobre la violencia sexual en los conflictos, Zainab Hawa Bangura, reclamó en marzo pasado que en el eventual acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  se aborden “de manera explícita los asuntos de género y la violencia sexual“.

Para superar esta situación, en opinión de Mlambo, será necesario “una fuerte inversión económica” para reparar a las mujeres que han sido víctimas del conflicto, pues con ello las mujeres podrán reconstruir su vida desde una perspectiva pecuniaria.

“Ellas también necesitan tener la certeza de que la justicia se hará plenamente, es necesario poner todos esos componentes juntos”.

Hasta la fecha no existe un registro completo sobre las mujeres que han sufrido abusos en el conflicto colombiano pero, según los datos oficiales, el 48 % de los más de 6,5 millones de víctimas totales son mujeres.

Sin embargo, ese registro solo contabiliza 2.474 casos de violaciones entre 1985 y 2014, la mitad de ellas cometidas por el Ejército y la Policía.

Por otra parte, los datos de la Casa de la Mujer muestran que solo entre 2001 y 2009 se produjeron cada año una media de 54.410 agresiones sexuales, que no fueron denunciadas en un 82 % de los casos.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario