El Gobierno negó un acuerdo con las Farc para modificar el Marco Jurídico para la Paz

El Marco Jurídico para la Paz, que establece las normas para regular los procesos de desmovilización de guerrilleros, fue incluido en la Constitución en 2012.

diálogos mediana
Foto: Cortesía.

El Gobierno colombiano negó este domingo 28 de junio que haya acordado con las Farc, aplicar en un eventual postconflicto, normas distintas a las del Marco Jurídico para la Paz, un conjunto de directrices que en 2012 fueron incluidas en la Constitución del país para regular aspectos como la desmovilización de guerrilleros.

La Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, declaró en un comunicado que es “absolutamente falso” que exista tal pacto, tal y como lo aseguró el jefe negociador del grupo armado en los diálogos de paz de La Habana, Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”.

“En diálogo con los plenipotenciarios del Gobierno en la mesa de conversaciones, hemos resuelto apartarnos del Marco Jurídico para la Paz y optar por un sistema integral de justicia, verdad, reparación y no repetición que considere el delito político con sus más amplias honestidades”, sostuvo “Márquez” desde Cuba.

El Gobierno colombiano recordó que el sistema al que hace referencia el negociador guerrillero ya fue anunciado por las partes a principios de este mes y que por el momento sus contenidos “sólo han sido acordados en el componente de ‘Verdad”.

Además, apuntó que en cualquier caso, la adopción de este modelo “es totalmente coherente con el Marco Jurídico para la Paz, sin perjuicio de cualquier futuro desarrollo que haya en materia de justicia”, por lo que el sistema integral no implica ignorar el conglomerado de normas ya aprobadas en Colombia.

El Marco Jurídico para la Paz, que establece las normas para regular los procesos de desmovilización de guerrilleros y su eventual aplicación si se firma la paz con las Farc, fue incluido en la Constitución del país suramericano en 2012.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario