La ONU afirmó que el proceso de paz en Colombia redujo la violencia

A pesar de que el “panorama es un poco más alentador”, el estudio indicó que “aún hay grandes retos” por resolver.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Según un informe divulgado hoy por la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), el número de víctimas y el impacto humanitario del conflicto armado que vive Colombia desde hace medio siglo han disminuido desde se iniciaron las conversaciones de paz entre el Gobierno y las Farc, 

“El desplazamiento masivo de personas forzadas a abandonar sus hogares se redujo un 27% comparado con los 32 meses anteriores a la negociación (…) también disminuyeron el número de acciones bélicas, los ataques a la población civil, las víctimas de minas antipersona, el número de secuestros y la munición sin explotar”, dijo Fabrizio Hochschild, coordinador de la ONU en Colombia.

Por otro lado, desde que se inició el proceso de paz, se registró una disminución del 48% en el número total de víctimas civiles y militares hasta sumar un total de 836 personas, según cifras recogidas en el estudio, lo que indica un promedio de 26 por mes en su mayoría miembros de la fuerza pública.

Esta tendencia positiva se vio favorecida por los cinco ceses al fuego unilaterales que decretaron las Farc desde noviembre de 2012, en los cuales las acciones bélicas con participación de esta guerrilla bajaron un 60% y hubo un 52% menos de desplazados.

En el estudio, también se recoge que las Farc no han sido los únicos actores armados del conflicto ya que “en el 60 % de los casos de esos ataques” a objetivos no militares “no se pudo determinar cuál era el actor responsable”. Sólo en un 33 % se pudo evidenciar que las Farc fueron los causantes de los atentados. 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario