El Gobierno creó el fondo para canalizar los dineros del posconflicto

El Fondo “Colombia en Paz” tendrá un esquema de gobernanza flexible en el que reconocerá los intereses y las reglas de los cooperantes y organismos multilaterales.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Este miércoles, nació “Colombia en Paz”, el fondo creado por el Gobierno Nacional para canalizar todos los recursos de cooperación destinados al posconflicto y que se constituirá en un factor clave para aprovechar las oportunidades que dejará la firma de la paz.

“Se aprobó en el Conpes la creación de un fondo de fondos donde se va a reunir el dinero de la cooperación. Hay muchos países que quieren ayudar, muchas entidades multilaterales que quieren mirar la forma de colaborar. El Fondo ‘Colombia en Paz’ va a maximizar los dividendos ambientales de la paz y a promover el desarrollo rural”, afirmó el presidente Santos al tiempo que posesionaba al ministro del Posconflicto, Rafael Pardo.

Por su parte, el nuevo Ministro encargado del manejo de este fondo, afirmó que se están proyectando cinco fondos de cooperación financiera internacional y de cooperación técnica internacional de distinto origen y naturaleza.

El funcionario calculó que la cooperación financiera internacional alcanzará alrededor de 750 millones de dólares para cinco años y puede llegar a tres mil millones de dólares en temas de posconflicto y medio ambiente.

El Conpes estableció dos pilares de acción: El primero de Seguridad, Justicia y Reconciliación y el segundo encaminado a garantizar un desarrollo sostenible a mediano y largo plazo.

Igualmente, “Colombia en paz” ejercerá la secretaría técnica del Consejo Interinstitucional para el Posconflicto, que es la máxima instancia de coordinación institucional.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario