El Ejército será reestructurado para afrontar el posconflicto

La transformación también busca acompañar la política exterior de Colombia.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

El Ejército Nacional anunció este martes una reestructuración que incluye la creación de cuatro nuevas armas, entre ellas una de Policía Militar, en momentos en que el país se prepara para la firma de un acuerdo de paz con las Farc.

“Esta transformación es para fortalecer el Ejército. Es una transformación del Estado Mayor, del cerebro de esta fuerza, y seguirán nuevas reingenierías de las partes operativas”, destacó el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

El funcionario indicó que se crearon cuatro nuevas armas “con tendencia a la tecnología de punta y la movilidad”, como son Fuerzas Especiales, Acción Integral, Personal y Policía Militar.

De igual forma, se conformaron tres nuevas jefaturas de Estado Mayor, denominadas de Planificación y Política, Generadora de fuerza y de Operaciones.

El titular de Defensa aseguró que esta transformación busca “adaptar” al Ejército “a esas amenazas nuevas o que quedan después de las amenazas” que han vencido y poder enfrentarlas mejor.

Según el ministro, la transformación también busca acompañar la política exterior de Colombia que como una “potencia regional” se ve “en la necesidad inexorable de tener unas relaciones institucionales más fuertes a través de sus Fuerzas Armadas” con Centroamérica, la Unión Europea, Canadá, EE.UU., entre otros países y organismos.

Y “para notificar a aquellos que atentan contra la tranquilidad desde el crimen organizado que lo que han padecido en los últimos tiempos es apenas el comienzo de una campaña que con esta transformación será más contundente, más presente en todo el territorio nacional”, subrayó.

Villegas puntualizó que Colombia cuenta con “un Ejército para la paz o para la guerra, fortalecido, entusiasta y transparente que con seguridad le servirá infinitamente al futuro”.

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc se aprestan a suscribir, después de tres años y medio de negociaciones en Cuba, un acuerdo de paz que acabe con más de cinco décadas de conflicto armado.

Además, el Ejecutivo del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, mantiene acercamientos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln) con miras a iniciar un proceso de paz similar al de las Farc.

El Estado colombiano también ha emprendido un gigantesca operación en contra de las bandas criminales, organizaciones surgidas tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario