Cerca de cuatro mil víctimas de violencia sexual han recibido ayuda por parte del Gobierno

Se seguirán destinando recursos con el fin de atender y reparar a las víctimas por abuso sexual.

Foto: Cortesía
Foto: ARCHIVO.

A través de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, el Gobierno Nacional, en el último cuatrienio, ha destinado recursos con el fin de ayudar a cerca de cuatro mil mujeres víctimas de algún tipo de violencia o abuso sexual.

Antes de que finalice el mes de agosto, la Unidad empezará un nuevo ciclo con el fin de atender y subsanar a cerca de 900 mujeres en los departamentos de Antioquia, Arauca, Atlántico, Bolívar, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Cundinamarca, Huila, La Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Putumayo, Santander, Tolima y Valle.

Dicho esfuerzo se debe, por un lado, a que la violencia sexual es uno de los hechos victimizantes del cual su mayoría de víctimas son mujeres. Según el Registro Único de Víctimas -RUV-, diez mil 42 personas han denunciado este delito en su contra, de las cuales ocho mil 896 son mujeres, lo que representa el 88,5 de la afectación.

Por tal motivo, el Gobierno Nacional seguirá destinando esfuerzos y recursos en este proceso de reparación a las víctimas, el cual, básicamente, consta de una etapa de orientación, en la que se asesora psicosocialmente a la víctima; después, viene un momento de sensibilización frente al delito y una orientación de cómo invertir los recursos que les otorga el estado; y, por último, un acto simbólico tras el que se les otorga la ayuda financiera establecida.

Para Alicia Rueda, subdirectora técnica de Reparación de la Unidad, considera que este programa “es la oportunidad de materializar una atención diferencial, integral y adecuada a estas mujeres, buscando hacer una aporte en su proceso de empoderamiento personal, familiar y social”. Agregó que este tipo de iniciativas fortalecen la confianza de la comunidad en general hacia las autoridades y la institucionalidad.

También mencionó que, además de la ayuda económica, el seguimiento y acompañamiento psicológico de las víctimas es de suma importancia, pues “con mucha frecuencia estas mujeres nunca han hablado con nadie de su hecho victimizante y no han tenido un proceso de acompañamiento interdisciplinario para procesar lo ocurrido y replantear su proyecto de vida”.

Finalizó aclarando que el Gobierno adelanta este tipo de programas, junto con el de reparación a las víctimas por el conflicto y otro tipo de delitos, con el fin de que los ciudadanos afectados por hechos victimizantes inviertan el dinero en oportunidades de salir adelante, ya sea en educación, vivienda o negocio.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario