“Es preocupante la atención en salud a los presos en Medellín”, personero Rodrigo Ardila

El funcionario manifestó que la propuesta del Inpec de no trasladar presos enfermos a centros de salud externos a las cárceles, es irresponsable.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO.

Luego de que el Inpec propusiera atender a los internos enfermos solamente dentro de los centro penitenciarios, el Personero de Medellín, Rodrigo Ardila, explicó que es responsabilidad del Estado velar por la salud de los presos y develó algunas deficiencias en el sistema hospitalario carcelario.

“Mi gran preocupación en el tema de salud es lo que tiene que ver con Bellavista y Pedregal“, dijo Ardila, quien afirmó que en días pasados reportó al Inpec “17 mujeres de Pedregal en estado crítico quienes requieren atención urgente y efectiva”.

Además, mencionó que en el pabellón masculino del mismo centro reclusorio hay por lo menos 15 hombres con condiciones críticas de salud, al igual que por lo menos “600 represamientos en citas, solicitudes de medicamentos y tratamientos”.

Caprecom, entidad encargada de suministrar el servicio de salud a los internos de las cárceles en Medellín y que atraviesa por un proceso de reestructuración administrativa, “tiene aún una gran responsabilidad de que ambos centros penitenciarios estén en crisis”, aseveró Ardila.

Finalmente, el Personero hizo un llamado “al Estado para que tome cartas en el asunto, ya que es responsabilidad del Gobierno Nacional la salud de las personas que han perdido su libertad“.

Por su parte, la Corte Constitucional indicó el mes pasado que el Inpec debía garantizar la atención médica de las personas que están en cárceles del país. “Hacer efectivo el acceso a la salud de los presos es una obligación del Estado, pues son prestaciones dirigidas a satisfacer necesidades básicas e imprescindibles para asegurar la integridad de la vida y el bienestar en la salud del interno”, dictó el fallo.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario