Aprobada Política Pública para habitantes de calle en Medellín

Más del 80 por ciento de habitantes de calle consume alucinógenos, según el Concejo.

habitantes_calle
Foto: EL PALPITAR.

Se aprobó administrativamente la Política Pública social para habitantes de calle de Medellín, la cual permitirá garantizar, promocionar, proteger y restablecer los derechos a este grupo poblacional vulnerable.

El proyecto de acuerdo 332 de 2015, aprobado ayer por el Concejo Municipal, consta de principios, lineamientos, estrategias, mecanismos y herramientas cuyo principal propósito es velar por la atención y reparación integral de los habitantes en situación de calle, además de su inclusión social.

Según el concejal Ramón Emilio Acevedo, ponente del acuerdo, la iniciativa permitirá a Medellín estar a la vanguardia nacional e internacional en políticas pro habitantes de calle, ya que facilitará la sostenibilidad de las estrategias y procesos que rigen la calidad de vida para estas personas.

A través del proyecto, se elaborarán estrategias a fin de prevenir, mitigar y superar el riesgo social y las causas que generan la habitanza de calle.

Además, habrá una especial atención para los animales acompañantes de los habitantes de calle. Por ejemplo, en caso de que el habitante sea remitido a una institución, será recibido allí con su mascota.

Por su parte, el vicealcalde de Salud, Inclusión y Familia, Juan Carlos Giraldo, indicó que cerca de 440 habitantes de calle se hallan en el proceso de desintoxicación y rehabilitación, y están envía de resocializarse por medio de las estrategias que el Municipio ha implementado para ellos.

“El propósito es que esta sea una política que abarque también a los municipios que conforman el área metropolitana, para enfrentar la problemática de manera articulada”, dijo el Vicealcalde. 

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario