Ejemplo de superación en la jornada deportiva “Juega por la Vida”

La jornada, promovida por el Ministerio de Defensa Nacional, se realizó en 14 municipios del país.

Anita_Juega_Vida
Foto: CORTESÍA.

Anita es una niña de ocho años de edad, que pese a su discapacidad auditiva, participó en la jornada deportiva y cultural del Gobierno Nacional llamada “Juega por la Vida”, dejando así una impresionante historia de superación digna de ser contada y divulgada.

La niña es adoptada, ya que el abuso del alcohol y las sustancias alucinógenas le arrebataron la vida a su madre. Precisamente, Andrés Felipe, hermano civil de la menor, piensa que las deficiencias auditivas y físicas de Anita se deben a los vicios que su progenitora no controló durante su embarazo.

Y es que la menor de ocho años no solo es sorda, sino que también sufre de microtia bilateral, es decir, deformidad del oído externo en ambos lados.

Pero dichas limitaciones no fueron tales para que Anita pudiera participar en la jornada “Juega por la Vida”, en la categoría de fútbol. El evento, que tiene como objetivo hacer un llamado contra la reclutación de menores para la guerra, tuvo una concurrencia de alrededor mil 500 personas, para las cuales Anita fue un ejemplo mudo de lo que es la superación y la resiliencia.

Para su vida cotidiana, Anita usa un implante coclear que le permite escuchar mínimamente, lo cual le ha posibilitado realizar muchas tareas que para una persona completamente sorda son imposibles de efectuar.

Sin embargo, para poder ejercitarse y practicar su deporte favorito, Anita debe retirarse dicho elemento, ya que pudiera averiarse u ocasionarle alguna lesión a ella.

“Mientras tiene el aparato, todo muy bien; pero cuando se lo quita ella está en otro mundo, en un mundo muy bonito. Ella es fuerte, no se apena con la discapacidad que tiene y se arriesga a hacer las cosas que otros niños con sus cinco sentidos no las hacen”, manifestó su hermano.

Pero el caso de Anita no fue el único que llamó la atención de participantes y organizadores. Todos los niños que participaron de la jornada fueron dechados de que la paz es posible, según manifestó el Coronel Wilson Granada Comandante del Batallón Bombona.

Asimismo, todos los menores participantes recibieron su medalla, kits escolares, balones de microfútbol, baloncesto y voleibol alusivos a la campaña “Basta, aquí soy libre”, además los equipos ganadores recibieron trofeos, bicicletas, grabadoras, televisores y computadores.

Por su parte, Anita se llevó a casa la medalla que no la hace campeona del torneo, pero sí de la vida, ya que consiguió dar una lección de que, a pesar de los problemas inevitables, siempre se pueden cumplir los sueños y anhelos.

Juega_Vida_Niños_Fútbol
Niños participantes. Foto: CORTESÍA.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario