Más de 90 mil familias campesinas beneficiadas con recursos del Incoder en el último quinquenio

Desplazados, víctimas del conflicto y desmovilizados corresponden al diez por ciento de los beneficiarios.

Foto: Cortesía
Foto: ARCHIVO.

Gracias a una inversión que ronda los 370 mil millones de pesos, cerca de 90 mil familias del sector rural han podido mejorar su calidad de vida y darle un impulso a sus terruños a través líneas productivas en los últimos cinco años.

El Instituto Colombiano de Desarrollo Rural -Incoder-, entidad encargada de otorgar los subsidios, ha impactado la vida de 29 mil 634 hombres y 51 mil 398 mujeres de la vida rural a fin de que puedan fortalecer sus proyectos campesinos.

“El compromiso del Incoder es con el desarrollo rural del país con el fin de garantizar una calidad de vida y un desarrollo económico fructífero para el sector”, indicó el gerente general de la institución, Rey Ariel Borbón Ardila.

En proyectos de desarrollo rural de cultivos de café, arroz, plátano, papa y ganadería, por ejemplo, el Incoder benefició a 15 familias, entre las cuales habían unas cuatro mil 463 desplazadas y 60 afrodescendientes.

Además, la entidad adjudicó más de 52 mil predios durante los últimos cinco años, permitiendo que 428 familias que habían sido desplazadas de sus territorios pudieran adquirir tierras que les permitieran desarrollar los proyectos que venían ejecutando antes del desplazamiento.

Sin embargo, todavía no es suficiente la inversión en desarrollo del campo y los intentos en hacer del sector económico rural un ítem sostenible.

Así lo manifestó el presidente Santos en la COP21, principal cumbre climática del mundo, donde además anunció la creación del fondo Colombia Sostenible, el cual contará con una inversión de 200 millones de dólares por parte de Noruega, Alemania y Reino Unido; el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo -BID- y 100 millones de dólares adicionales contra la deforestación en la Amazonía.

Así pues, se reconocen como grandes retos a futuro en el sector rural colombiano la lucha contra la tala indiscriminada de árboles (Gobierno espera que para el 2020 la tasa de deforestación neta corresponda a cero) y hacer del desarrollo rural un factor rentable para el campesinado y el Estado.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario