24 habitantes de calle de Medellín se resocializaron y ya tienen empleo

Los ciudadanos harán parte del equipo de trabajo municipal que limpiará y embellecerá las calles de Medellín.

Habitantes_Calle_Emvarias
Los 24 nuevos “Escobitas” de Medellín. Foto: CORTESÍA.

Martín Chavarriaga creció sin su madre y vio morir a su padre cuando todavía era un niño. Desde entonces, vivió durante 32 años en la calle, donde cayó en la drogadicción. Tras varias recaídas, ya lleva tres años sobrio, por lo que recibió la oportunidad de Emvarias, la empresa pública encargada del aseo de las calles de Medellín, de hacer parte de su grupo de trabajo.

“Pasé por muchas humillaciones, porque uno en la calle no vale un peso. Ya lo que quiero es luchar por mi vida, no busco plata, lo que más quiero es tranquilidad”, expresó Martín, quien ahora, junto con otros 23 de sus excompañeros de calle, empezará a trabajar en una de las empresas con mejor reputación de la ciudad.

Según Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, ese tipo de oportunidades laborales son la clave para que la resocialización de las personas en situación de calle sea completa. “Las personas no solo tienen que resocializarse, sino que deben haber oportunidades laborales reales“, indicó.

Esta iniciativa es un piloto que, de funcionar, se replicaría a muchas más personas. “Es muy gratificante recuperar vidas. Hoy se recuperaron 24 vidas, pues ellos no solo hicieron el proceso de resocialización, sino que ya tienen oportunidades, quedan vinculados y tienen un trabajo“, dijo Gutiérrez.

Y es que, a partir de ahora, los antiguos moradores de la calle volverán a ella, pero no como antes, cuando sucumbían al efecto de lo alucinógenos, la delincuencia y el alcohol, sino a trabajar por la ciudad, “a mantenerla bonita y limpia, todo lo contrario a lo que hacían antes”, dijo el Alcalde.

Los 24 beneficiarios, que ahora se desempañarán como aseadores de las vías públicas de la capital antioqueña, recibieron capacitación en oficios como ebanistería, confecciones, jardinería y atención a personas en condición vulnerable.

Ese último aspecto les permitirá que, cuando estén laborando con Emvarias, puedan ayudar a sus antiguos compañeros que todavía permanecen en contexto de calle, precisó Gutiérrez.

Este programa piloto se une a las denominadas Granjas Somos Gente, cuyo objetivo es incentivar la reinserción social y promover el desarrollo de habilidades que le faciliten a las personas impactadas adquirir un empleo. (Lea también: De la calle y la drogadicción, a una granja para su rehabilitación).

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario