El presidente, Juan Manuel Santos, cumple mañana cien días de su segundo mandato

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, cumple mañana cien días de su segundo mandato (2014-2018) con una decidida apuesta por la paz como punto de partida para el desarrollo del país.

Foto: Cortesia
Foto: Cortesia

Bogotá, 14 nov (EFE).-Santos, que fue reelegido en junio pasado en las urnas, asumió su segundo periodo el 7 de agosto con una estrategia de gobierno basada en tres pilares: paz total, equidad y educación, que desde entonces invoca prácticamente en todos su discursos.

“Hoy Colombia es un país diferente, a Colombia la ven como un país exitoso que va en busca de la paz y que ha logrado resultados jamás soñados por nuestros padres o nuestros abuelos en materia de desarrollo social, en materia de desarrollo económico”, dijo hoy en un acto en Bogotá por el aniversario 123 de la Policía.

Para el presidente, la paz que su Gobierno negocia desde hace ya dos años con la guerrilla de las FARC será la piedra angular de “un nuevo país”, sin las históricas desigualdades sociales que han sido caldo de cultivo del conflicto armado y también más preparado para encarar los desafíos futuros porque otra de sus metas es hacer de Colombia la nación más educada de América Latina en 2025.

Estos objetivos, que su Gobierno respalda con cifras de reducción de la pobreza y la miseria en sus primeros cuatro años, de baja inflación y reducción del desempleo, no parecen impresionar a los colombianos, de los cuales sólo el 40 % tiene una imagen favorable del mandatario, según una encuesta divulgada el jueves.

La “Gran encuesta Colombia opina”, hecha del 7 al 10 de noviembre por la firma Ipsos Napoleón Franco para un grupo de medios locales, mostró además que en este periodo de segunda “luna de miel” del mandatario con el electorado, sólo el 22 % opina que las cosas en el país están “mejor”, mientras el 19 % las ve “igual de bien”, el 34 % “igual de mal”, el 21 % “peor” y el 4 % no sabe.

El sondeo reveló también que el 67 % los encuestados cree que en estos primeros cien días de su segundo Gobierno, Santos ha incumplido con sus promesas de campaña, contra un 33 % que opina lo contrario.

“Son cien días de incertidumbre, improvisación y mucha ilusión”, dijo a Efe el analista político Vicente Torrijos, profesor de la Universidad del Rosario de Bogotá.

Según Torrijos, hay incertidumbre en la cuestión institucional porque si bien en el Congreso avanza el proyecto de ley de “equilibrio de poderes” que incluye eliminar la reelección presidencial, que fue una de las promesas de campaña de Santos, hay dudas sobre si esas reformas cobijarán a su vicepresidente, Germán Vargas Lleras, el hombre llamado a reemplazarlo en 2018.

Vargas Lleras ha asumido un papel de gerente del Gobierno en todo lo relacionado con obras de infraestructura, vivienda y agua, y recorre todas las semanas el país entregando casas a los más pobres, inaugurando carreteras o supervisando los trabajos en marcha.

A diferencia del jefe de Estado, que no ha hecho referencia en sus discursos a los primeros cien días de su segundo mandato, Vargas Lleras hizo hoy un balance de su gestión que resumió en “cien días de ejecutar, ejecutar y ejecutar”, según un comunicado de su despacho.

Torrijos considera que en la búsqueda de la paz, el norte del segundo periodo de Santos, están justamente los puntos más débiles de su gestión porque, según explica, el Gobierno está “improvisando” en los diálogos con las FARC al dejar lagunas en algunos puntos que se negocian con la guerrilla.

La “ilusión” la ve el analista por el lado de que desde su reelección, el presidente se muestra cada vez más esperanzado en llegar a un acuerdo de paz con las FARC y el discurso del Gobierno gira alrededor de este propósito con el que la guerrilla parece no estar tan “sintonizada” con sus acciones armadas y declaraciones.

“Todo está absolutamente ligado a la negociación con las FARC. Parece que el Gobierno está en función de las FARC y debería ser a la inversa”, agregó Torrijos.

En estos cien días de su segundo periodo el presidente ha puesto énfasis también en la lucha contra la inseguridad ciudadana con un plan de choque en doce ciudades que, según el Gobierno, ha reducido la delincuencia en un 25 %, pero en la encuesta de ayer la seguridad en las ciudades fue la peor calificada, con una reprobación del 80 %.

EFE

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario