En video: Implosión de antigua cárcel El Buen Pastor para construcción de ciudadela universitaria

El viejo centro penitenciario cumplía 103 años de construcción.

La antigua cárcel El Buen Pastor para mujeres, ubicada en la comuna 13 de Medellín, fue demolida a las 2:00 de la tarde de este viernes 29 de mayo, para darle espacio a la construcción de la futura ciudadela universitaria del Instituto Técnológico Metropolitano – ITM.

Este procedimiento que estuvo a cargo de empresa caleña Atila Demoliciones, la misma que estuvo detrás del proceso en el que se llevó a cabo con el edificio Space, fue coordinado por la Empresa de Desarrollo Urbano – EDU, después de haber realizado un estudio previo de la infraestructura y el terreno en donde estaba asentado el centro penitenciario.

“La verdad estamos muy satisfechos por haber cumplido con este tema que era la implosión de 1.800 metros de la cárcel, y le damos paso a la construcción durante 20 meses del complejo universitario, que contará con 93.800 metros en la primera fase y con recursos del fondo Medellín Ciudad para la Vida”, expresó Alexandra Peláez, Vicealcaldesa de Educación, Cultura, Participación, Recreación y Deporte de Medellín.

Para garantizar la seguridad durante la implosión, estuvieron presentes el Departamento Administrativo para la Gestión del Riesgo y Desastres – Dagrd, la Policía Nacional y el Cuerpo de Bomberos.

En estos terrenos se construirá la futura Ciudadela Universitaria que tendrá como nombre Paz y la No Violencia, proyecto en el que destinaron cerca de 120 mil millones de pesos para su ejecución y tendrá una capacidad para albergar a cerca de 20 mil estudiantes.

carcel_demolición2
Foto: EL PALPITAR.
carcel_demolición
Foto: EL PALPITAR.

 

VER GALERÍA COMPLETA IMPLOSIÒN

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario